SmartLaw: Attorney and Lawyer Referral Service. Divorce, bankruptcy, criminal, accident, business
SmartLaw.org
Home
 
The Los Angeles County Bar Association Lawyer Referral and Information Service, the largest and oldest such service in the United States, has hundreds of pre-screened, qualified and insured lawyers in the Los Angeles area who can help you with your legal issues. Contact us now and our courteous, professionally trained staff will help you connect you with the right lawyer. The LRIS is a nonprofit public service of LACBA.

#342 Derechos de los consumidores: Escuelas vocacionales

mp3 342 Escuelas vocacionales: sus derechos como estudiante (mp3 file)


Alrededor de 18,000 escuelas vocacionales en California enseñan una gran gama de temas desde masajes a cómo mezclar tragos, cursos empresariales y de procesamiento de datos. Estas escuelas tienen ciertas ventajas tales como requisitos de admisión estándar mucho más flexibles y cursos más cortos- pero pueden ser muy caras. Por ejemplo, un curso empresarial de seis meses puede costar hasta $1,500.

Las universidades comunitarias públicas y los programas de educación para adultos también ofrecen cursos similares, prácticamente sin cobrarle nada. Sin embargo, esos cursos toman dos veces más que en las escuelas privadas y cuestan dinero en términos de los dólares que paga el contribuyente- aunque no salga directamente de su bolsillo.

Usted debe primero considerar cuidadosamente si existe la necesidad de una escuela vocacional. Algunas empresas ofrecen sus propios programas de capacitación- que ellos pagan, no usted -y usted debe averiguar sobre ellos. Si decide matricularse en una escuela vocacional, asegúrese de revisar lo siguiente a fin de que la escuela que seleccione en realidad aumente sus perspectivas de trabajo.

Toda escuela privada en California tiene que ser aprobada o acreditada. Las escuelas son aprobadas en una variedad de maneras por el Departamento de Educación de California, y su División de Educación Post-secundaria Privada, que se conoce en inglés por sus siglas PPED. Usted puede telefonear o escribir a PPED para pedir un catálogo anual que provee una lista de todas las instituciones post secundarias privadas que están aprobadas o acreditadas, los cursos que ofrecen, y si las escuelas están aprobadas para veteranos. Lamentablemente, en el pasado las aprobaciones no necesariamente significaban que la escuela y sus registros habían sido debidamente investigados, y una vez que una escuela recibe la aprobación muy pocas veces se le revoca. Estas escuelas ahora están bajo estrecho escrutinio.

Algunas escuelas también están “aprobadas para veteranos”. Esto significa que personas en el servicio militar, veteranos y otras personas elegibles pueden tomar cursos y recibir beneficios militares. En estos casos, el PPED y no la Administración de Veteranos, es quien se encarga de revisar e investigar la escuela. Algunas escuelas están también “acreditadas” por más de 60 asociaciones nacionales de acreditación que están reconocidas por el Departamento de Educación de los Estados Unidos. Las escuelas acreditadas proveen información al consumidor sobre los servicios que ofrecen para conseguir empleo a sus estudiantes, y los cursos para los potenciales estudiantes. Además, para recibir ayuda económica tiene que registrarse en una escuela acreditada.

No obstante, bajo ninguna circunstancia, llegué a pensar que usted está garantizado de recibir una educación de calidad sólo porque la escuela que está considerando es una aprobada o acreditada. Igual necesita formular algunas preguntas muy importantes.

Es importante que usted pueda conseguir un empleo una vez que haya terminado un curso en una escuela vocacional pública o privada. A menudo los empleadores no se impresionan con diplomas de estas escuelas. Algunas escuelas vocacionales también ofrecen capacitación que los propios empleadores prefieren proveer a sus nuevos empleados. O la escuela podría decirle que usted necesita más que un diploma para obtener un trabajo – por ejemplo, puede que tenga que tomar un examen de servicio civil o unirse a un sindicato obrero. Asegúrese que la capacitación que recibirá de la escuela lo calificara para el trabajo que quiere, sin tener que someterse a más capacitación.

Para ayudarle a responder estas preguntas, hablé con los propios empleadores. Busque en las páginas amarillas de la guía telefónica bajo el campo que usted quiere recibir capacitación o contacte por lo menos a tres empresas. Formúleles las siguientes preguntas:

  1. ¿Contratan personas graduadas de esa escuela?
  2. ¿Cuántas de esas personas graduadas han contratado en el último año?
  3. ¿Se contrataron a esas personas graduadas por la capacitación que recibieron en la escuela?
  4. ¿Afectó de alguna manera la capacitación el sueldo que comenzaron a ganar?

Si no pueden responder ninguna de estas preguntas específicas, obtenga sus impresiones generales.

Además, averigüe cuántos trabajos hay disponibles en ese campo. Usted puede llamar a su Departamento de Desarrollo de Empleos local(busque bajo el estado de California en la guía telefónica) para obtener información sobre su área. Usted también puede consultar el manual de perspectivas de empleos del Departamento de Trabajo de los Estados Unidos que se publica cada dos años. Recuerde que en algunos campos, las escuelas vocacionales pueden estar capacitando más graduados con ciertas destrezas que empleos disponibles por todo el país.

Cuando usted considera una escuela vocacional pública o privada, puede que descubra la que está recibiendo un fuerte enfoque de venta. No se vea persuadido por esa estrategia, sino que formulen a cambio sus propias preguntas difíciles. En épocas en que el mercado de trabajos está muy cerrado, tenga cuidado con cualquier promesa de una escuela vocacional de un futuro rosado. Usted también debe ir a sentarse en las clases y ver las instalaciones. Averigüe cuánto tiempo lleva la escuela privada abierta. También obtenga los nombres de personas que se hayan graduado en los últimos meses, y pregúnteles qué piensan sobre el programa de la escuela. Si la escuela no quiere proveerle nombres de sus graduados, busque una escuela que lo haga. Además, cuando esté buscando escuelas vocacionales públicas o privadas, usted debe considerar las siguientes cosas:

  1. Si la escuela hace alarde de sus buenos servicios y niveles de ubicación de estudiantes en plazas de trabajo, o sus conexiones con la industria, averigüe cuántos estudiantes han obtenido trabajos. Pida ver hechos y cifras. Las escuelas tienen que ser capaces de dar seguimiento a lo que alegan sobre sus éxitos con el empleo de sus estudiantes.
  2. Descubra cuántos de los estudiantes dejan los cursos. Si le parece una cantidad muy alta, es posible que las clases no valgan la pena. Averigüe cuál es la política de reembolsos de la escuela privada. Se requiere que las escuelas cuenten con una política de reembolso equitativa por cualquier porción no usada de las cuotas de matrícula o cualquier otro cobro que usted no haya usado hasta el final del curso. Pero igual usted podría perder dinero. Por ejemplo, si usted comienza un curso y descubre que no quiere terminarlo, puede que tenga que dejarles lo que pagó cuando se registró en la escuela.
  3. Si las estadísticas muestran que la escuela tiene éxito consiguiendo trabajo para sus estudiantes, pregunté si esas cifras se refieren a los graduados o al total de las personas que se registran en la escuela. Una escuela puede que haya tenido 100 estudiantes originalmente, 10 de los cuales terminaron el curso y 8 de los cuales obtuvieron trabajos. La escuela puede presentar esta información como un 80% de graduados empleados, ¿pero qué de los otros 92 estudiantes que comenzaron el curso y nunca obtuvieron trabajos?
  4. Averigüe el nivel de sueldo que están recibiendo los estudiantes que recibieron empleos – y si esos trabajos están en el campo donde recibieron capacitación. Tenga cuidado que el título del empleo refleje el tipo de trabajo que se lleva a cabo. Algunos títulos suenan más impresionantes que el trabajo que se realiza bajo ellos.
  5. Si usted quiere conseguir asesoría para obtener un empleo, trate de encontrar personas trabajando en ese campo que se interesen en hablar con usted. Además, cuídese de cualquier representante de la escuela que le diga que usted está particularmente bien capacitado para el curso o que usted obtuvo notas sobresalientes en el examen de aptitud. Muchos “asesores” de escuelas privadas son vendedores que trabajan a comisión y quieren registrar la mayor cantidad de estudiantes posible. No importa lo que le digan estos vendedores, no caiga en sus trampas. Ellos puede que incluso acepten estudiantes que, debido a sus pocas destrezas con matemáticas, o barreras con el idioma, tiene muy poca probabilidad de obtener un trabajo en ese campo. Todos los vendedores que representa una escuela vocacional privada, en cualquier lugar fuera de la escuela, tienen que contar con un permiso que emite el PPED y que usted debe decirles que quiere ver.
  6. Revise las credenciales de los maestros y sus calificaciones para enseñar algún curso en particular.
  7. No se matricule en una escuela donde el vendedor quiere que usted se registre inmediatamente para poder entrar a la escuela. Si el vendedor no le da la oportunidad de revisar la reputación de la escuela y sus instalaciones, vaya a buscar a otro lugar.
  8. Averigüe cuáles son todos los costos. A menudo una escuela le dirá un precio por la matrícula, pero no mencionará los costos adicionales.
  9. Toda escuela privada, se requiere que cuente con una política de “reconsideración”  si usted firma un contrato lejos de las instalaciones en la escuela y comienza a pagar matrícula antes ir a la escuela. Si usted firma un contrato y luego visita el recinto, dentro de un plazo de seis días antes de comenzar las clases, cuenta con un periodo de tres días para reconsiderar y anular el contrato obteniendo un total reembolso de la cantidad pagada. Por ejemplo, si usted visita el recinto el día antes en que comienzan las clases, usted tendrá tres días después de su visita para anular el contrato. Si usted no visita la escuela, contará con un periodo de reconsideración de seis días, antes de que comiencen las clases. Los veteranos y personas en servicio militar que toman cursos por correspondencia, tienen que esperar por lo menos 10 días, a partir de la fecha en que firman el contrato, para notificar a la Administración de Veteranos de su intención de continuar el curso. Si notifica a la escuela que no quiere tomar el curso, la escuela tiene, por ley, que reembolsarle el total de la cantidad pagada por anticipado.
  10. Averigüe si los créditos son transferibles, si usted piensa que podría ir a otra escuela o universidad en el futuro.
  11. Tiene que entender que las escuelas de “auto  mejoras” (tales como escuelas para cursos de lectura rápida que no promueven un objetivo vocacional) no están reguladas por ninguna agencia.
  12. Las escuelas privadas tienen que tener catálogos y folletos disponibles cuando usted los solicita.  Los catálogos y folletos tienen que proveer información sobre los cursos que se ofrecen, los maestros, las tarifas de matrícula y la política de reembolsos.

Tenga cuidado con cualquier cosa que usted firme. Aún cuando se llame un acuerdo de matrícula y parezca un formulario de solicitud, podría ser un contrato. Asegúrese que entiende las consecuencias de dejar de ir a la escuela. Si usted tiene un préstamo de estudiante garantizado por el gobierno federal y abandona la escuela sin notificarle primero por escrito, usted podría ser responsable por el pago total del préstamo. Problemas con contratos son muy comunes, usted debe entender exactamente qué acuerdo está firmando.

Un contrato escrito tiene que decirle en la primera página que si usted no está satisfecho con la escuela privada, debe dirigir sus preguntas o problemas al Superintendente de Instrucción Pública del Departamento e Educación del estado.

Algunos cursos combinan correspondencia y residencia y puede que requieran que usted pague todo durante la porción de la correspondencia. Asegúrese que pregunta sobre esto asegúrese y que recibe una descripción clara de las instalaciones de la escuela y las condiciones de vida.

Si usted tiene una queja en contra de una escuela vocacional privada que la escuela no puede resolver, o si usted es un veterano en un programa de una universidad comunitaria pública, puede contactar la oficina de Educación Post- secundaria Privada y Vocacional o el Superintendente de Educación Pública. El departamento puede mediar quejas y tomar acción que afectarán la aprobación de la escuela. Sus oficinas están en Sacramento en: 1625 North Market Blvd., Suite S202, Sacramento, CA 95834.  Su número de teléfono es: 916, 574-7720.  También puede visitar el sitio en Internet: www.bppve.ca.gov

Usted también puede ponerse en contacto con la Comisión Federal de Comercio (en inglés, FTC) visitando su sitio en Internet: www.ftc.gov  Si la FTC recibe una queja sobre una escuela en particular puede investigar y posiblemente tomar acción en contra de la escuela. La FTC también puede valerse de esas quejas para formular nuevas regulaciones.

Si se trata de una escuela acreditada usted puede contactar a la asociación que la acredita. Si bien es probable que usted nos reciba su dinero de vuelta, hará que su queja sea más pública.

Si usted tiene una queja sobre un curso en una escuela vocacional pública, el catálogo de su universidad comunitaria debe de informarle qué hacer cuando tiene una queja. Si la institución no resuelve su problema, contacte la Junta local de Universidades Comunitarias o: Chancellor's Office, California community colleges. En línea: www.cccco.edu o: 1102 Q Street, Sacramento, California 95814. Su número de teléfono es: 916- 445-8752.

Usted puede llevar su caso  ante un tribunal.  Sin embargo, tenga presente que para ganar usted tiene que probar que (1) usted fue engañado por un vendedor o un anuncio, porque la escuela no cumplió con los términos del contrato; y (2) usted perdió algo después de haber sido engañado, tal como su tiempo o dinero.

 

Back to Top

() -

 
 

Find a lawyer outside of California.