SmartLaw: Attorney and Lawyer Referral Service. Divorce, bankruptcy, criminal, accident, business
SmartLaw.org
Home
 
The Los Angeles County Bar Association Lawyer Referral and Information Service, the largest and oldest such service in the United States, has hundreds of pre-screened, qualified and insured lawyers in the Los Angeles area who can help you with your legal issues. Contact us now and our courteous, professionally trained staff will help you connect you with the right lawyer. The LRIS is a nonprofit public service of LACBA.

#409 Secuestro de niños

mp3 409 Robo o secuestro de niños (mp3 file)


¿Es ilegal que cualquiera de los padres de un niño, u otro familiar, o una tercera persona se lleve a un hijo suyo?.  La respuesta es sí, bajo ciertas circunstancias.

Por supuesto, si usted y el otro progenitor del niño están legalmente casados, y nunca ha habido órdenes judiciales de ningún tipo en relación con el menor, entonces su cónyuge tiene tanto derecho como usted a la custodia de sus hijos naturales o adoptados, incluso si usted y su cónyuge no están viviendo juntos, a menos que uno de los padres se lleve a un niño con el intento de privar a su pareja del derecho de custodia del menor.

No obstante, si una corte ha emitido una orden en relación con la custodia o visitas al menor, entonces ninguna otra persona tiene derecho a llevarse al niño de su lado, excepto bajo los términos de una orden judicial, y mientras esa orden permanece vigente.

La primera pregunta en los casos de robo o secuestro de niños, es determinar si hay una orden judicial vigente que establece derechos de custodia o visita.  Las órdenes judiciales de California, o los mandatos, pueden ser emitidos en casos civiles de divorcio o separación de los padres, violencia doméstica, adopciones, tutelaje, paternidad o en casos en los que su hijo está bajo custodia o protección de una corte juvenil.

Otros estados pueden emitir órdenes similares. Esas órdenes pueden ser temporales o permanentes, y generalmente pueden ser modificadas hasta que el niño cumpla 18 años.  Si existe un juicio relacionado con su hijo, usted siempre debe tener a mano una copia certificada de la más reciente orden judicial. Naturalmente, la orden debe estar vigente para que sea ejecutable.

La siguiente pregunta en los casos de robo o secuestro de niños es: ¿Quién se llevó al niño?.  En este caso hay cuatro situaciones a considerar.  Primero: ¿Tiene la persona que se llevó al menor ciertos derechos otorgados por una orden judicial?. Si hay una orden judicial vigente, el Código Penal de California Sección 278.5, dice que es un delito que una persona que tiene derecho de custodia o de visita bajo la orden, se lleve, engañe para llevarse, detenga, oculte o retenga a un menor con el intento de maliciosamente privar a la otra persona o agencia del gobierno, de sus derechos legítimos de custodia o visita.

Esto es considerado un delito mayor, que se castiga hasta con tres años de cárcel en una prisión estatal y una multa de hasta 10.000 dólares.  Por ejemplo, si una madre que tiene custodia compartida, se muda a otro estado y oculta al niño sin informar al otro progenitor dónde se ha ido con el menor, ella estaría violando la ley de robo o secuestro de niños.

La segunda situación involucra a una persona que se lleva a un niño sin tener derechos legales de custodia, cuando la persona que se lleva al menor es uno de los padres biológicos o un “presunto padre natural”, bajo el Código Familiar de California Sección 7611, o un padre adoptivo, o una persona a la que se le ha otorgado acceso al niño por orden judicial.

Esa persona puede ser sentenciada hasta cuatro años en una prisión estatal, más una multa de hasta 10 mil dólares bajo el Código Penal Sección 278, si se lleva con engaños, detiene y oculta a un niño con el intento de mantenerlo escondido, o esconde al menor de la persona o agencia del gobierno que tiene custodia legal sobre el niño.

Por ejemplo si a una tía se le otorga la tutela temporal de su sobrino, y no existe una orden judicial para visitas de la madre natural del sobrino, si la madre se lleva al niño y se muda a otro estado para evitar que la tía tenga algo que ver con el niño, entonces la madre será culpable de robo o secuestro del menor, como indica la Sección 278 del Código Penal.

La tercera situación tiene que ver con una persona, aparte de las mencionadas en el segundo caso, que se lleva al niño por la fuerza a otra parte del país o al extranjero. Si esa persona no es el padre o la madre, supuesto padre, padre adoptivo, o una persona con acceso mediante corte judicial, entonces esa persona podría ser enviada a una cárcel estatal hasta por ocho años (o incluso once años si el niño es menor de 14 años), y recibir una multa de $ 10.000, por secuestro bajo las secciones 207 y 208 del Código Penal.

Por ejemplo, si un abuelo o abuela ayuda a una madre a huir con su hijo hacia la costa Este y oculta al niño de su padre, la abuela sería culpable de secuestro, incluso si ni el padre ni la madre han obtenido custodia u orden de visita de la corte.

La cuarta situación tiene que ver cuando uno de los padres se lleva al niño, antes de que exista una orden judicial. Normalmente, los padres de un niño tienen igual derecho a custodia, hasta que un tribunal emita una orden estableciendo la custodia y derechos de visita. Sin embargo, si uno de los padres, sin causa justificada, toma con mala intención, engaña, detiene u oculta a un niño antes de que haya una orden judicial, con la intención de impedir que el otro ejerza su derecho de custodia, entonces la persona que haya secuestrado al niño enfrenta un castigo de hasta tres años de cárcel en una prisión estatal, además de $ 10.000 de multa, bajo la Sección 278.5 del Código Penal.

“Causa justificada” quiere decir que el padre o madre que secuestra al niño cree de buena fe que la acción es necesaria para proteger al menor de una inmediata lesión física o emocional. “Causa justificada” también incluye la buena fe y la creencia razonable de una persona con derecho a la custodia del niño, de que el menor, si es dejado con la otra persona, sufrirá inmediatamente una lesión física o emocional.

En este contexto, “violencia doméstica” se refiere al abuso de un cónyuge, ex cónyuge, concubino o ex concubino, o cualquier otra persona adulta relacionada biológicamente o por matrimonio en segundo grado, o una persona con la cual el individuo ha tenido una relación de noviazgo o compromiso.

Las palabras “daño emocional” también incluyen tener un padre que ha empleado violencia doméstica contra la madre que está escondiendo al niño. La persona que toma, detiene, u oculta al niño debe presentar un reporte inmediatamente de su acción con la oficina del fiscal de distrito, en la jurisdicción donde ha estado viviendo el niño.

La dirección de la persona es mantenida en secreto hasta que la corte de a conocer la información.  También deben obtenerse órdenes judiciales inmediatas  de custodia y de restricción temporal. El progenitor que huye con un niño, con intención maliciosa, puede ser enjuiciado incluso si más tarde obtiene la custodia por medio de una orden judicial.

No obstante, si una madre se lleva a su hijo y va por unos días a un refugio para mujeres maltratadas, sin decir al padre del niño dónde ha ido, y obtiene órdenes de restricción temporales por violencia doméstica, que incluyen custodia y órdenes de visita hasta que se realice una audiencia, y luego obtiene su propio apartamento y deja que el niño llame por teléfono al padre, varias veces, antes de la audiencia en el tribunal, esa madre no será culpable de  robo o secuestro.

Sin embargo, la madre deberá todavía reportar la situación rápidamente a la oficina de la fiscalía de distrito, (dos días es un plazo recomendable).

Para que una persona sea declarada culpable de robar o secuestrar un niño, tiene que demostrarse cada una de las siguientes situaciones:

  1. La persona se llevó, detuvo o escondió, o engañó a un niño menor de edad.  La palabra “detener” significa demorar u obstaculizar. No incluye necesariamente fuerza o amenaza.  La palabra “tentar” significa atraer, seducir, acercarse, o alejar, incitando esperanza o deseo, no incluye necesariamente ninguna dominación sobre la voluntad del niño. Una persona puede ser declarada culpable de robo o secuestro de niños, incluso si el menor consiente en ser llevado.
  2. También debe demostrarse que la persona que se lleva al niño menor de edad, no tiene derecho a la custodia del mismo.  La ley se aplica incluso al padre o madre de un niño cuya custodia ha sido otorgada al otro progenitor.
  3. También debe comprobarse que la persona que se lleva al niño menor de edad, lo hizo maliciosamente.  La palabra “maliciosamente” significa con intento de hostigar, enojar o lesionar a otra persona, o un intento de hacer algo ilegal.
  4. Finalmente debe demostrarse que la persona que se llevó al niño, lo hizo con el intento específico de detener u ocultar al niño de la persona, representante o agencia pública que está legalmente a cargo del niño.

Cualquiera que secuestra a un niño también podría violar las Secciones 236 y 237 del Código Penal referidas a encarcelamiento ilegal, por retener al niño. La fuerza, amenaza, fraude o engaño que se requieren para que haya encarcelamiento ilegal, pueden ser cometidos contra el padre que tiene la custodia, antes que contra el niño.

La ley de jurisdicción uniforme de custodia de menores (que comienza en el Código Familiar de California, Sección 3400, ha sido aprobada por los 50 estados de la Unión, y regula el manejo de situaciones interestatales de custodia infantil en acciones civiles como divorcio, separación y tutelaje.)

Adicionalmente, la ley federal ahora requiere que todas las cortes estatales cumplan los fallos de custodia infantil emitidos por otro estado. Esta ley fue aprobada para desalentar a los padres de que secuestren a sus hijos y se los lleven a otro estado donde tratarían de obtener legalmente la custodia de éstos.  La ley federal también ordena ahora al FBI que ayude a arrestar a progenitores que secuestran sus propios hijos y se mudan a otro estado.

Estados Unidos ha firmado un tratado con varias otras naciones en relación a la devolución de niños secuestrados.

Si usted no está seguro de sus derechos legales, o si desea obtener una orden judicial relacionada con la custodia de su hijo, contacte un abogado, o su servicio local de referencia de abogados.  Si su niño es apartado de su lado, contacte inmediatamente a su oficina de policía local o de alguaciles. Ellos pueden tomar un informe inicial y referir el caso a la unidad de secuestro de niños de la fiscalía de distrito.

Las leyes sobre robo o secuestro de niños son hechas cumplir para evitar el gran daño emocional que el robo de menores causa a los niños secuestrados y a los progenitores de las víctimas.

 

Back to Top

() -

 
 

Find a lawyer outside of California.