SmartLaw: Attorney and Lawyer Referral Service. Divorce, bankruptcy, criminal, accident, business
SmartLaw.org
Home
 
The Los Angeles County Bar Association Lawyer Referral and Information Service, the largest and oldest such service in the United States, has hundreds of pre-screened, qualified and insured lawyers in the Los Angeles area who can help you with your legal issues. Contact us now and our courteous, professionally trained staff will help you connect you with the right lawyer. The LRIS is a nonprofit public service of LACBA.

#413 Explotación sexual por psicoterapeutas

mp3 413 Explotación Sexual por parte de Sicoterapeutas (mp3 file)


En el estado de California es un delito que un sicoterapeuta tenga cualquier tipo de contacto sexual con un cliente o paciente.  El Código de Negocios y Profesiones, Sección 729, establece que la primera falta puede ser considerada como un delito menor, en tanto que una segunda puede ser considerada como un delito menor o mayor. También podrían imponerse multas de hasta 5 mil dólares y penas de cárcel de hasta tres años.

Esta ley se aplica cuando un terapeuta tiene cualquier tipo de contacto sexual con un cliente actual. O cuando un terapeuta pone fin a la terapia principalmente con el propósito de iniciar el contacto sexual con un antiguo cliente.  Sin embargo, la ley no se aplica si un terapeuta refiere un cliente para tratamiento, primero con un terapeuta independiente y objetivo, recomendado por otro terapeuta independiente.  El terapeuta recomendado y el nuevo terapeuta tratante pueden no ser amigos personales del primer terapeuta del cliente.

¿Qué sicoterapeutas están cubiertos por esta ley?. Un terapeuta es una persona que tiene licencia para ejercer la psicoterapia, o que tiene el entrenamiento necesario para obtener una licencia, esto incluye a médicos y cirujanos que practican la psicoterapia, siquiatras, sicólogos, trabajadores clínicos sociales, consejeros matrimoniales, familiares e infantiles, e internos registrados, aprendices, asistentes y asociados de esos sicoterapeutas.  Un terapeuta también incluye a cualquiera que califique como sicoterapeuta aunque no tenga licencia.

¿Qué es terapia?.   La terapia incluye cualquier tipo de consejería de salud mental practicada por cualquiera de esos terapeutas.

¿Qué es un cliente?. Un cliente es cualquier persona que busque terapia o consejería de cualquiera de esos terapeutas.

¿Qué es contacto sexual?. Contacto sexual es  tocar cualquiera de las partes íntimas de otra persona: un órgano sexual, el ano, las nalgas, las ingles, o los pechos.

¿Qué es tocar?. Tocar significa tener contacto físico con otra persona, sea por encima de la ropa de la persona o directamente con el cuerpo de la persona.  El contacto sexual puede incluir relaciones sexuales, sexo oral, sexo anal, manoseo, o cualquier otro tipo de caricias sexuales.

La conducta sexual inmoral de los sicoterapeutas cubre un tipo de actividad diferente, que no es el contacto sexual directo.  La mala conducta sexual incluye desnudez, besos, nalgadas e insinuaciones sexuales. Este tipo de conducta, que no incluye caricias sexuales, puede ser tanto una ofensa penal, como una base para una sanción disciplinaria por parte de la junta estatal de licencias.

En California es un delito que los trabajadores sociales clínicos y los consejeros matrimoniales, familiares y de niños, tengan relaciones sexuales con un cliente, o soliciten favores sexuales a un cliente, o cometan un acto de abuso sexual o mala conducta sexual con un cliente.

El Código de Empresas y Profesiones, Secciones  4983 y 4996.12 establecen que esas ofensas son delitos menores, que pueden ser sancionados hasta con seis años de prisión estatal y multas de hasta 2.500 dólares.  Una cláusula similar se aplica a los sicólogos. Sin embargo, no es delito, que los sicoterapeutas que son médicos, se involucren en actos de mala conducta que no incluyan caricias sexuales.  No obstante, puede ser motivo de medidas disciplinarias profesionales.

La legislatura de California aprobó esas leyes para proteger a los clientes de la explotación sexual o mala conducta sexual por parte de sicoterapeutas.  Los terapeutas son respetados y confiables, y es común que los clientes los admiren y se sientan atraídos hacia ellos.

Es normal que un cliente se sienta atraído a un terapeuta que es amable, servicial y bondadoso. Sin embargo, un terapeuta que acepta o alienta esos sentimientos normales en una manera sexual, o que dice a un cliente que una relación sexual es parte de la terapia, está utilizando la relación de confianza de la terapia para aprovecharse del cliente.

Y una vez que comienza la relación sexual, termina la terapia del cliente.

Los problemas originales que llevaron al cliente a la terapia son demorados, desatendidos y algunas veces dejados de lado. Mucha gente que es víctima de este tipo de comportamiento abusivo por parte de terapeutas, sufre problemas sicológicos y emocionales dañinos y duraderos.

Incluso si el cliente es quien sugiere o inicia la relación sexual con el sicoterapeuta, el profesional es el responsable por mantener la explotación sexual fuera de la terapia.  Los terapeutas nunca deben utilizar la relación de la terapia para su propia satisfacción sexual. Esto es explotación sexual. Un terapeuta no debe usar el consentimiento del cliente como justificación para el contacto sexual.

Si usted está recibiendo terapia en estos momentos, y se siente incómodo debido a ciertas señales que le advierten que su terapeuta está buscando una relación sexual con usted, confíe en su instinto. Podría ser hora de buscar otro terapeuta. Algunos indicios o señales de advertencia pueden incluir las siguientes acciones por parte de su terapeuta:

--Hacer bromas o contar historias de contenido sexual

--Mirar en forma seductora

--Discutir la vida o las relaciones sexuales del terapeuta

--Sentarse demasiado cerca de usted, o acostarse junto a usted.

--Invitarle a comer juntos

--Pedirle una cita romántica

--Programar sus consultas cuando no hay nadie más en la oficina

--Programar consultas fuera del consultorio

--Dar o aceptar regalos significativos

--Proveer o usar alcohol o drogas durante las sesiones de terapia

--Contratarle a usted para algún trabajo, o intercambiar con usted bienes o servicios como pago por la terapia.

¿Qué pasa si usted está siendo explotada(o) sexualmente por su terapeuta, o si un terapeuta le ha hecho esto en el pasado?. ¿Cuáles son sus alternativas?.

Tome tiempo para explorar cuidadosamente todos sus derechos y opciones. Usted siempre tiene las opciones de esperar un poco, o de no hacer nada. Pero debería considerar tomar acción. Quizás usted quiera evitar que el terapeuta haga daño a otros clientes. Usted podría querer ser recompensado(a) económicamente por los daños que ha sufrido, y para ayudarse a pagar futuras sesiones de terapia.

Si usted decide reportar lo que su terapeuta le hizo, hay por lo menos cuatro diferentes maneras de reportar el comportamiento inmoral e ilegal de un terapeuta:

  1. Puede tomar acción administrativa, presentando una queja con la junta estatal de licencias del terapeuta.
  2. Puede tomar acción penal, presentando una demanda ante las autoridades de policía locales.
  3. Puede tomar acción civil, demandando a la persona.
  4. Puede tomar acción con la asociación profesional, presentando una queja ante la comisión de ética de la asociación profesional a la que podría pertenecer el o la terapeuta.

Usted puede reportar a su terapeuta tomando cualquiera o las cuatro medidas mencionadas. Hay ventajas y desventajas en cada medida.

Primero, con respecto a las juntas estatales de licencia. Ellas tienen el poder de suspender o revocar la licencia de práctica de un terapeuta. Sin embargo, usted no puede recibir ningún dinero del terapeuta al usar esta opción. Para presentar una queja, usted puede escribir una carta o solicitar un formulario de queja.

Si la junta de licencia decide iniciar una acción disciplinaria, un investigador probablemente lo entrevistará a usted y a su terapeuta separadamente. Algunos casos se resuelven mediante “acuerdos estipulados”. Otros casos van a una audiencia ante un juez de derecho administrativo, quien hace una recomendación a la junta de licencia para su decisión. A usted podría pedírsele que testifique en la audiencia, que es abierta al público.

La cobertura de los medios de comunicación es limitada o ninguna, a menos que usted o su terapeuta sean bien conocidos. No existe un límite de tiempo para reportar un caso de explotación sexual a una junta estatal de licencia. Sin embargo, a medida que el tiempo es mayor entre el incidente y el reporte, más difícil será para la junta investigar el incidente. El proceso disciplinario podría extenderse por unos dos años, desde el momento en que es presenta la queja, hasta que se toma la decisión final.

¿Qué junta de licencia estatal le corresponde contactar?. Las tres juntas que otorgan licencias a psicoterapeutas forman parte del departamento estatal de asuntos del consumidor, en Sacramento. Su teléfono es: 1-800-633-2322.

Los médicos, incluso los psiquiatras, son licenciados por la Junta Médica de California

Los psicólogos son licenciados por la junta de psicología.

Los trabajadores sociales clínicos licenciados, y los consejeros licenciados matrimoniales, familiares e infantiles, son licenciados por la junta de examinadores de ciencias de la conducta.

La segunda alternativa que usted tiene es una acción penal. Para presentar una demanda penal contra un terapeuta, contacte la policía local lo mas pronto posible, y reporte lo que su terapeuta le hizo. La policía le presentará un informe a la oficina del fiscal de distrito, la cual decidirá si hay suficiente evidencia como para presentar cargos penales.

Aunque la mayoría de los casos penales se resuelven mediante acuerdos de culpabilidad negociada, a usted se le podría exigir testificar en una audiencia pública preliminar y en un juicio con jurado. Si resulta condenado, el terapeuta podría ir a la cárcel hasta por tres años. Una demanda penal tendría que ser presentada en el transcurso de un año si se trata de un delito menor, y en el transcurso de tres años si es un delito mayor.

Una tercera alternativa a su disposición es una demanda civil, en la cual usted demanda a su terapeuta o al empleador de su terapeuta, para que le pague dinero por las lesiones sicológicas que ha sufrido, y por el costo de su futura terapia con un terapeuta confiable. Hay diferentes limites de tiempo para presentar demandas de este tipo, de manera que es importante consultar un abogado, tan pronto como sea posible. La mayoría de las demandas civiles es resuelta mediante acuerdos estipulados, pero otras van a juicio, y podría llevar años antes de que su caso sea juzgado.

Una cuarta opción. Usted podría presentar una queja formal ante una asociación profesional a la que pertenezca el terapeuta. Después de investigar su queja, la asociación podría recomendar ciertas acciones disciplinarias, o incluso expulsar al terapeuta de la asociación.  Con esta medida, otros terapeutas podrían ser informados de la conducta sexual no ética de su terapeuta, pero no impedirá que la persona siga ejerciendo su profesión.

¿Qué asociación profesional puede contactar usted?.

Los médicos podrían pertenecer a la Asociación Médica de California, en San Francisco.

Los psiquiatras podrían pertenecer a la Asociación Psiquiátrica de California, en Sacramento.

Los psicólogos podrían pertenecer a la Asociación Estatal de Psicólogos de California, en Sacramento.

Los trabajadores sociales clínicos licenciados podrían pertenecer a la Asociación Nacional de Trabajadores Sociales, o a la Sociedad para Trabajos Clínicos Sociales, las cuales tienen oficinas en Sacramento.

Los consejeros licenciados matrimoniales, familiares e infantiles, podrían pertenecer a la Asociación de Terapeutas Familiares y Matrimoniales de California, en San Diego.

Si usted decide o no tomar cualquier acción administrativa, penal, civil o a través de la asociación profesional, contra su terapeuta, usted podría seguir necesitando terapia. Las preocupaciones o asuntos que lo llevaron a la terapia en primer lugar, probablemente no han sido resueltas, y la explotación sexual podría haberle creado mas problemas.

La terapia podría ser una importante herramienta en el proceso curativo. Muchos terapeutas también ofrecen sesiones de terapia de grupo, donde usted puede conversar con personas que han tenido experiencias similares.

Usted podría llegar a desconfiar de todos los terapeutas, debido a la explotación que ha sufrido a manos de su terapeuta. Estudios recientes indican, sin embargo, que el 90 por ciento de los terapeutas nunca han tenido contacto sexual con sus clientes. ¿Cómo puede usted evitar el pequeño porcentaje de terapeutas que podrían tener una conducta ilegal y poco profesional?. A continuación le  ofrecemos algunas sugerencias:

  1. Pregúntele a alguien que usted conozca que haya estado en terapia, que se sienta bien con la experiencia, y que haya cambiado en maneras que usted considera positivas.
  2. Llame a su centro local de violencia sexual, y pregunte si pueden recomendar algunos terapeutas especializados en ayudar a victimas de abuso o explotación sexual.
  3. Llame a las asociaciones profesionales que han sido mencionadas en este mensaje de SmartLaw, y solicite referencias de terapeutas que se especializan en este tipo de terapia.
  4. Después de obtener varios nombres, llame a las juntas estatales de licencia que han sido mencionadas en este mensaje de Smartlaw, y pregunte si los terapeutas tienen licencia, y si se han tomado medidas disciplinarias en su contra.
  5. Programe entrevistarse con varios terapeutas. Asegúrese de sentirse cómodo con el terapeuta que seleccione, y asegúrese de que le respondan todas sus preguntas. No se sienta presionado para quedarse con ningún terapeuta, si la persona no le parece la correcta.

Este mensaje de SmartLaw está basado en un folleto titulado “La terapia profesional nunca incluye sexo”, publicado por el Departamento de Asuntos del Consumidor del estado de California. Para obtener una copia gratuita del folleto llame a la oficina de adquisiciones de la Junta Médica de California, al teléfono, código de área 916-445-5357. También puede escribir a la Oficina de Publicaciones del Departamento de Asuntos del Consumidor de California, al P.O. Box 310, Sacramento, CA 95802.

 

Back to Top

() -

 
 

Find a lawyer outside of California.