SmartLaw: Attorney and Lawyer Referral Service. Divorce, bankruptcy, criminal, accident, business
SmartLaw.org
Home
 
The Los Angeles County Bar Association Lawyer Referral and Information Service, the largest and oldest such service in the United States, has hundreds of pre-screened, qualified and insured lawyers in the Los Angeles area who can help you with your legal issues. Contact us now and our courteous, professionally trained staff will help you connect you with the right lawyer. The LRIS is a nonprofit public service of LACBA.

#512 Qué debe saber sobre el divorcio

mp3 512 ¿Qué debe saber sobre divorcios? (mp3 file)


Este mensaje contestará las siguientes preguntas:

--¿Cuáles son las bases para un divorcio en California?

--¿Cómo se solicita una disolución?

--¿Qué sucede después que usted somete la solicitud?

--¿Qué es una disolución sumaria?

--¿Cómo se dividirá su propiedad?

--¿Qué tipo de propiedad comunal está propenso a tener?

--¿Quién dividirá a su propiedad comunal?

--¿Qué es apoyo al cónyuge?

--¿Quién obtiene custodia de sus hijos?

--¿Puede obtener una separación legal?

--¿Puede obtener una anulación?

--¿Debe ser representado por un abogado?

Primero, ¿cuáles son las bases para un divorcio en California?

En 1970 California se convirtió en el primer estado en permitir divorcio "sin falta". Esto significa que ya no es necesario acusar a su cónyuge que ser cruel, cometer adulterio, o hacer cualquier cosa que haga que el matrimonio fracase.

En California, existen dos bases para un divorcio, que la ley ahora llama una "disolución". Una es "diferencias irreconciliables". Esto significa que usted y su cónyuge ya no pueden hacer que el matrimonio funcione. Usted no tiene que decirle al tribunal cuáles son sus problemas. Sólo tiene que decir que el matrimonio no está funcionando y sesiones de ayuda matrimonial no ayudarán a salvar el matrimonio. Incluso si usted considera que su matrimonio está funcionando, pero su cónyuge no piensa así, el tribunal disolverá el matrimonio. La segunda base para la disolución es locura incurable, pero muy pocas veces se utiliza. Algunos condados cuentan con servicios de "conciliación" o "mediación" que son gratis o a bajo costo. Estos son servicios de asesoría que usted podría querer usar para tratar de salvar su matrimonio o para mantener una relación con su cónyuge y evitar que las cosas empeoren durante la disolución, o solucionar desacuerdos sobre la custodia de los niños. Sin embargo, tanto usted como su cónyuge tienen que acceder a recibir esos servicios.

¿Cómo se solicita una disolución?

Usted o su cónyuge tienen que haber vivido en California por lo menos seis meses y en el condado por lo menos tres meses antes de someter su solicitud. Entonces, usted o su abogado pueden someter una serie de documentos incluyendo una petición de divorcio con el secretario del Tribunal Superior del condado donde usted o su cónyuge viven. A menos que usted sea de muy bajos ingresos, tiene que pagar una tarifa para introducir esos documentos.

Usted también tiene que tener copias de la solicitud y una "citación" que se le entregue a su cónyuge. La citación es un documento que le notifica que usted está sometiendo una solicitud de disolución. (Si usted no puede encontrar a su cónyuge, el juez puede aprobar otra forma en que notificarle a su cónyuge del hecho que usted está sometiendo la solicitud).

La citación le dice a su cónyuge que tiene la oportunidad de responder a la solicitud de disolución en un plazo de 30 días. En la respuesta, su cónyuge indica las áreas de desacuerdo que necesitan resolverse por el tribunal. Por ejemplo, su cónyuge podría objetar a su solicitud de apoyo al cónyuge, o la custodia única de sus hijos.

Usted puede comprar un juego de documentos para una disolución por una tarifa mínima, del secretario del Tribunal Superior de su condado.

¿Qué sucede después que usted somete la solicitud?

Uno es que los documentos de disolución se someten ante el tribunal y la citación se emite, y a ambos cónyuges, se les prohíbe sacar a los niños menores en estado sin el consentimiento del otro cónyuge, o disponer de propiedad sin es consentimiento del otro cónyuge o la aprobación del tribunal, o cancelar o cambiar pólizas de seguro.

Usted y su cónyuge pueden pedir una audiencia, de modo que el juez pueda decidir cualquier custodia temporal de los niños, derechos de visitas, y manutención u "órdenes de restricción", mientras se resuelven las disputas. Después que los asuntos temporales se determinan, usted y su cónyuge y sus abogados comenzarán a trabajar en resolver permanentemente los asuntos relacionados con la disolución. Suponga que usted y su cónyuge -- con la ayuda de sus abogados -- no pueden llegar a un acuerdo sobre la custodia permanente y acuerdos de manutención o división de propiedades. Entonces, ambos tienen que ir ante el tribunal a un juicio y el juez tomará las decisiones.

Puede que usted no tenga que comparecer ante el tribunal, si su cónyuge está de acuerdo en no disputar la disolución, o si su cónyuge no presenta una respuesta a los documentos pidiendo la disolución. Pero en ese caso usted tiene que someter un "affidavit" o declaración jurada ante el tribunal diciendo que el matrimonio ha concluido debido a diferencias irreconciliables. También puede que usted no tenga que ir ante el tribunal si obtiene una disolución sumaria. La declaración de disolución del matrimonio le especificará la fecha en que su matrimonio queda legalmente terminado, que no puede ser menos de seis meses de la fecha en que su cónyuge recibió la citación y la solicitud. Usted no puede legalmente volverse a casar hasta después de esa fecha.

¿Qué sucede si usted quiere volverse  a casar o tiene alguna razón para querer ser soltero al final de los seis meses? Un juez puede hacer que su disolución sea final, aún cuando queden por resolverse algunos asuntos sobre la propiedad u otros.

¿Qué es una disolución sumaria?

Con una disolución sumaría usted no tiene que presentarse ante el tribunal y no tiene que ser representado por un abogado. Usted podría calificar para una disolución sumaria si ha estado casado cinco años o menos, no tiene niños, no tiene uno auto ni ningún otro haber en común, ni tiene gran cantidad en otras propiedades, entre otras cosas.

Ambos cónyuges tienen que acceder a los términos de la disolución sumaria y cualquiera de los dos puede poner fin al proceso, por cualquier razón, antes de que la disolución sea final.

Para más información, solicité el folleto titulado en ingles, "Summary Dissolution Information” de la oficina del secretario de del Tribunal Superior de su condado.

Aún cuando usted no tenga que ir ante el tribunal, puede que le convenga buscar la asesoría de un abogado. Puede que necesite someter formularios oficiales que se requieren para una disolución sumaría, o puede que no esté seguro si algunas de sus posesiones son suyas o de su cónyuge. También es posible que tengan más propiedades, incluyendo pensiones y planes de repartición de ganancias, de lo que usted piensa.

Igual que una disolución regular, una disolución sumaria requiere el pago de ciertas tarifas, y toma por lo menos seis meses.

¿Cómo se dividirá su propiedad?

California, contrario a muchos otros estados, tiene leyes de propiedad comunal. Estas leyes reconocen que ambos cónyuges han hecho contribuciones valiosas al matrimonio, incluso cuando sólo uno de ellos trabajé fuera de hogar. Todo lo que poseen es o "propiedad comunal" o "propiedad por separado",.

Propiedad comunal. Esta es toda la propiedad adentro o afuera del estado, que usted y su cónyuge obtengan mediante trabajo o destrezas durante el matrimonio, así como la mayoría de las deudas incurrirás durante el matrimonio. Cada cónyuge posee la mitad de toda propiedad comunal. Esto es cierto incluso si sólo uno de los cónyuges trabaja fuera de lugar durante el matrimonio e incluso si esta propiedad se encuentra solamente a nombre de uno de los cónyuges.

La propiedad comunal se divide entre usted y su cónyuge durante una disolución. Usted y su cónyuge pueden acordar por escrito que ninguno de ambos posee ninguna propiedad comunal. Ambos necesitan obtener asesoría legal antes de firmar tales acuerdos.

Propiedad por separado. Esto incluye bienes raíces, dinero, muebles o cualquier otra pertenencia -- y cualquier interés, alquiler o ganancias recibidas de esos bienes -- que usted o su cónyuge tuvieran antes el matrimonio, o que hayan adquirido después de la fecha de separación con dinero personal, así como herencias que usted haya recibido antes o durante el matrimonio. Esto también incluye ciertos regalos solamente para usted -- no para usted y su cónyuge. La propiedad por separado no se divide durante la disolución.

Por lo general, su propiedad por separado sigue siendo su propiedad por separado, incluso si usted la ha mezclado con la propiedad comunal. Esto es cierto a menos que haya firmado un documento cediendo derechos sobre su propiedad. Es importante valerse de asesoría legal respecto a la propiedad que se encuentra a nombre de ambos, particularmente si esa propiedad fue comprada antes del 1 de enero de 1984.

Cuando su matrimonio se disuelve, cualquier dinero que usted debe se dividirá entre deudas comunales y deudas por separado. Las deudas que cualquiera de los cónyuges adquieren durante el matrimonio se consideran deudas comunales, con algunas excepciones tales como los préstamos de estudiantes que se consideran como deudas de propiedad separada. Esto incluye cuentas de tarjetas de crédito, aún cuando la tarjeta esté solamente a nombre suyo. Pero en la mayoría de los casos, las deudas que se deben antes de casarse o incurridas después de la separación por parte de su cónyuge, son deudas de propiedad separada.

Posesiones de propiedad comunal, y deudas de propiedad comunal se dividen en partes iguales a menos que usted y su cónyuge acuerden a una división desigual. (Puede que quiera revisar con su abogado sobre las consecuencias tributarias de una división desigual). Sin embargo, si su cónyuge acuerda pagar una deuda de propiedad comunal y luego no lo hace, la deuda todavía tiene que pagarse y puede que usted tenga que hacerlo. Si eso ocurre, usted puede demandar luego a su cónyuge por ese dinero.

¿Qué tipo de propiedad comunal está propenso a tener?

Muchas parejas casadas son dueños de bienes raíces -- un hogar, tierra o propiedad para alquilar --tal como muebles, enseres y un auto, así como propiedad comunal. Usted y su cónyuge también puede que tengan dinero en efectivo en cuentas de cheques y ahorro, en acciones y bonos, IRAs, pensiones y planes de repartición de ganancias y si usted tiene derecho a compartir los pagos por incapacidad de su cónyuge o beneficios derivados del Seguro Social.

¿Quién dividirá su propiedad comunal?

Usted y su cónyuge pueden decidir cómo dividir su propiedad comunal. Pueden dividirla de la manera que quieran, incluso si es una división desigual, pero deben de hacerlo por escrito y contar con la aprobación del tribunal. Esto puede ser un proceso complejo y cada uno de ustedes, puede que quieran contar con el consejo de un abogado.

O puede que ustedes quieran ir ante un mediador -- una tercera parte capacitada y neutral que se sienta con ustedes para tratar de llegar a un acuerdo que ambos puedan aceptar. Algunos abogados de leyes de familia son mediadores o pueden recomendar a uno.

Si un juez toma la decisión, sus pertenencias se dividirán en partes iguales --a menos que existan circunstancias poco usuales. Sin embargo, la propiedad de cada una de sus pertenencias podría no verse dividida entre usted y su cónyuge; en vez un juez podría hacerles entrega de cosas de igual valor. Por ejemplo, si su cónyuge recibe los muebles y enseres, usted podría recibir el auto de la familia o algo de valor comparable.

Tal vez su hogar sea la propiedad comunal más valiosa que tiene con su cónyuge. Todas sus otras posesiones sumadas no llegan al valor del hogar. Si usted y su cónyuge no pueden llegar a un acuerdo sobre qué hacer con el hogar, el juez podría tomar esa decisión. El juez podría decidir que tiene que ser vendida y el dinero que genere luego dividido en partes iguales entre usted y su cónyuge. Una vez que el juez aprueba el acuerdo de división de la propiedad que usted y su cónyuge han acordado, usted no puede llevar a cabo cambios a menos que ambos cónyuges estén de acuerdo y lo indiquen por escrito.

¿Qué es apoyo al cónyuge?

En California se denomina "apoyo al cónyuge", lo que en otros estados se conoce como "alimony" en inglés. No importa lo que lo llame, el apoyo al cónyuge es dinero que un cónyuge paga en apoyo del otro después que se ha sometido a una disolución. "La manutención de los niños" es el dinero que un cónyuge paga al otro para ayudar con los costos de criar los niños después que se han sometido una disolución.

Usted y su cónyuge pueden decidir si uno de ustedes debe de recibir apoyo al cónyuge. Si no pueden llegar a un acuerdo, un juez decidirá si debe pagarse apoyo al cónyuge, quien lo pagará, cuánto será y por cuánto tiempo.

Al tomar una decisión sobre apoyo al cónyuge, un juez toma en consideración el nivel de vida que ambos tenían durante el matrimonio. Un juez también tomará en consideración la edad del cónyuge, la salud, la capacidad de generar ingreso y su historial laboral. Suponga que uno de ustedes no está trabajando. Entonces las consideraciones incluyen cuán difícil  le será obtener un trabajo, la cantidad de dinero que el trabajo podría pagarle, si un trabajo interferiría con el cuidado de los niños, si necesita capacitación laboral, y si es así, por cuánto tiempo es necesaria esa capacitación.

Tal vez ninguno de los dos necesitan apoyo al cónyuge cuando su matrimonio se disuelve. Pero las necesidades pueden cambiar. Un cónyuge podría estar sufriendo una enfermedad larga y cara. El otro cónyuge, podría perder su empleo. Como resultado, su abogado podría aconsejarle que pida al juez mantener el asunto abierto, reservándose el dictamen final. Entonces usted estará en posición de pedir al juez que le asigne apoyo al cónyuge en caso de que sus necesidades cambien durante un determinado período de tiempo. Bajo ciertas circunstancias, usted y su cónyuge pueden regresar al tribunal a pedir al juez que aumente o disminuya la cantidad.

Usted también debe saber que los impuestos federales y estatales tienen que pagarse por cualquier cantidad recibida por apoyo al cónyuge. El cónyuge, que formula los pagos de apoyo podrá deducir parte o toda la cantidad como una deducción de impuestos.

Los tribunales ahora puede ordenar "una designación de sueldo" instruyendo al empleador del cónyuge que tiene que pagar apoyo al cónyuge o manutención para los niños que le pague directamente al otro cónyuge.

¿Quién obtiene custodia de sus hijos?

Usted y su cónyuge pueden decidir quién se encargará de los niños. Usted puede elegir entre la custodia única o custodia conjunta.

La custodia única significa que uno sólo uno de los padres tiene la principal responsabilidad de la crianza de los niños. La custodia conjunta significa que ambos padres comparten esa responsabilidad.

Si usted y su cónyuge, optan por custodia conjunta, pueden decidir por una custodia conjunta legal, la custodia conjunta física o ambas. Con la custodia conjunta legal, ambos padres están involucrados en la toma de decisiones importantes sobre los niños, tal como la autorización de cuidado médico o decidir dónde irán a la escuela. Con la custodia conjunta física, ambos padres comparten el cuidado diario del niño. Los niños no tienen que pasar cantidades de tiempo iguales con cada padre, a pesar de que puede que necesiten hacerlo.

Debe saber que si usted y su cónyuge no pueden llegar a un acuerdo respecto a la custodia, es mandatorio que usted trate de resolver la disputa a través de la mediación familiar del tribunal antes de ir a ver un juez. Los mediadores de familia del tribunal cuentan con capacitación y destrezas de mediación entendiendo las necesidades de los padres y de los niños. Muchos condados cuentan con servicios de mediación, y algunos ofrecen una  o un número limitado de sesiones, sin cobrar nada. Para encontrar un servicio de mediación familiar del tribunal, busque en el directorio telefónico del Tribunal Superior de su condado o llame a la oficina del secretario del condado, para pedir más información.

¿Puede obtener una separación legal?

Sí. Tal vez usted y su cónyuge estén viviendo separados y no tienen esperanza de volver a juntarse. Es posible que tenga alguna razón religiosa, de póliza de seguro, impuestos u otra para querer una separación legal en vez de una disolución. Entonces usted y su cónyuge pueden pedirle al juez un dictamen de la separación legal. Contraria a la disolución usted puede obtener una separación legal sin vivir en California durante seis meses o en su condado por tres meses antes de introducir la solicitud.

Cuando usted somete su solicitud de separación, los arreglos de propiedad, manutención de los niños y apoyo al cónyuge también tienen que incluirse. Una vez que usted y su cónyuge se hayan separado por orden del tribunal, cualquier cosa que usted gane es propiedad por separado.

Claro está que una separación legal no pone fin a su matrimonio. Usted no puede volverse a casar hasta que no tenga primero una disolución.

¿Qué sucede si usted le pide al juez una separación legal, pero su cónyuge pide una disolución?

En un caso así, el juez otorgará la disolución.

¿Puede obtener una anulación?

Si usted obtiene una anulación, que ahora se denomina "nulidad", el juez le dirá que legalmente su matrimonio nunca existió y usted podrá volverse a casar en cualquier momento después que el juez otorgue la nulidad. Por ejemplo, usted podría querer obtener una nulidad si se casó con una persona menor de edad sin el consentimiento de sus padres o guardián, o si se vio involucrado en ciertos tipos de fraude o un engaño. Contrario a una disolución, usted puede obtener una anulación sin vivir en California durante seis meses o en su condado durante tres meses antes de introducir su solicitud.

¿Debe ser representado por un abogado?

Como los acuerdos de propiedad pueden ser muy complejos, un abogado puede ayudarle a decidir cuál de sus pertenencias son propiedad comunal, y cuáles son propiedad por separado. Un abogado también puede decirle cómo el tribunal podría dividir su propiedad, y ayudarle a poner por escrito el acuerdo de propiedad que usted quiere.

Un abogado puede ayudarle a planificar asuntos donde el tiempo es importante. Por ejemplo, usted puede que no sepa que tiene que estar casado por lo menos 10 años para calificar para recibir los beneficios derivados del Seguro Social, o que si usted espera hasta que tiene 55 años para vender la casa de la familia, recibirá una deducción de impuestos.

Un abogado no sólo puede asesorarlo si surge un problema no anticipado, sino que también puede tratar de protegerlo si su cónyuge se declara en bancarrota antes de usted recibir el dinero que le debe, según el acuerdo de propiedad. Un abogado también podría ayudarle a notificar a su cónyuge sobre la disolución, si usted no puede hacerlo.

Además, un abogado puede asesorarlo sobre cuánto dinero, si alguno, usted debe pagar o recibir por apoyo al cónyuge o por manutención.

Los abogados que atienden casos de disolución y de custodia se llaman abogados de leyes de familia. Algunos son "especialistas certificados" en leyes de familia. Eso significa que cumplen con los requisitos de certificación y experiencia, además han aprobado el examen del Colegio de Abogados de California. No todos los abogados que cuentan con experiencia y conocimiento en leyes de familia buscan esa certificación.

Si usted no conoce a un abogado, pregúntele a un amigo, compañero de trabajo, empleador, o socio empresarial que le recomiende uno con experiencia en leyes de familia.

Puede llamar al Colegio de Abogados de su condado, para pedir una lista parcial de los abogados certificados por el Colegio de Abogados en su área. También puede buscar algún servicio de referencia de abogados en las páginas amarillas en su directorio telefónico bajo el encabezado, en inglés, "attorney referral services", "attorneys" o "lawyers". La persona que responda a su llamada en el servicio de referencia podrá concertarle una cita para que vaya a ver a un abogado. Usted tendrá que pagar una pequeña cantidad por la referencia y puede hablar con el abogado alrededor de media hora. Luego, si decide contratar al abogado, asegúrese que entiende por qué le pagará, cuánto le costará, y cuándo espera que usted pague la factura.

¿Qué sucede si usted no cuenta con suficiente dinero para pagar la asesoría legal?

Usted podría pertenecer a un plan de "seguro legal" que cubra el tipo de servicios que necesita. O, si su ingreso es muy bajo, puede que califique para recibir ayuda legal gratis o a bajo costo. Revise las páginas blancas de su directorio telefónico para encontrar un programa de servicios legales, tal como una sociedad de ayuda legal. También puede hablar con el Colegio de Abogados de su condado y preguntar si ofrecen asesoría legal gratis para personas de bajos ingresos o si pueden enviarle a una organización de servicios legales donde no le cobren.

El propósito de este mensaje es proveer información general sobre la ley, que está sujeta a cambios. Si usted tiene un problema legal específico, puede que necesite consultar a un abogado.

 

Back to Top

() -

 
 

Find a lawyer outside of California.