SmartLaw: Attorney and Lawyer Referral Service. Divorce, bankruptcy, criminal, accident, business
SmartLaw.org
Home
 
The Los Angeles County Bar Association Lawyer Referral and Information Service, the largest and oldest such service in the United States, has hundreds of pre-screened, qualified and insured lawyers in the Los Angeles area who can help you with your legal issues. Contact us now and our courteous, professionally trained staff will help you connect you with the right lawyer. The LRIS is a nonprofit public service of LACBA.

#518 Cumplir los derechos de visita

¿Cómo se hacen respetar sus derechos a visitas? (mp3 file)


Hasta que se obtiene una orden del tribunal, tanto el padre como la madre generalmente tienen derechos en igualdad a la custodia física y visita de sus hijos, ya sea que los padres están casados o no. Esta situación puede ser confusa y difícil, de manera que una de las primeras cosas que debe hacerse cuando se disuelve un matrimonio, o existe una separación entre los padres, es obtener una orden temporal del tribunal respecto a la custodia y visitas. Si por alguna razón ustedes no recurren al tribunal, deben por lo general contar con un acuerdo escrito entre ustedes, o con la ayuda de un abogado; a pesar de que ese tipo de acuerdo no puede hacerse valer legalmente como una orden del tribunal, en la eventualidad de que surjan problemas.

Para obtener una orden del tribunal de custodia y visitas, usted tiene primero que introducir un caso ante el tribunal. Existen varios tipos de de casos comunes que usted puede introducir. Un caso de violencia doméstica se emplea cuando uno de los padres ha usado violencia, ya sea que los padres estén casados o no. Se puede introducir una disolución del matrimonio o una separación legal ,si los padres de los niños están casados. Si nunca se han casado, por lo general lo que se introduce es una acción de paternidad, en contra de él o de ella.

Una vez introducido el caso, debe obtener una orden temporal o permanente del tribunal para visitar a sus hijos. La orden tiene que redactarse en forma suficientemente específica para entenderse fácilmente y poderse ejecutar. Por ejemplo, órdenes del tribunal que simplemente le otorgan el derecho a “visitas razonables”, casi siempre resultan inútiles cuando surgen problemas en torno a visitas a los niños y deben de ser modificadas. Una vez que la otra parte ha sido notificada de la orden del tribunal, si él o ella se rehúsan a permitir las visitas ordenadas por el tribunal, entonces se pueden tomar medidas legales para hacer valer los derechos a visitas que se le han otorgado.

Si usted enfrenta serios problemas en torno a sus visitas, debe de llevar notas detalladas de todo lo que ocurre en cuanto a las visitas, incluyendo eventos, conversaciones, llamadas telefónicas, acciones ante el tribunal, contacto con agentes de la ley el orden y cosas similares. Sus notas pueden ayudarle a probar sus problemas con las visitas si resulta necesario recurrir a un abogado, ante un juez, o un agente de la ley y el orden.

Un padre que cuenta con la custodia no puede negarle su derecho a visitas sólo porque usted se ha retrasado en los pagos de manutención del niño. Los pagos de manutención y los derechos a visitas son dos cosas totalmente separadas. El poder probar que a usted no se le ha permitido visitar su a hijo, simplemente porque no está al día con sus pagos de manutención, podría ayudarle si usted introduce un caso de desacato del tribunal. Por otro lado, el padre que tiene la custodia puede introducir un caso de desacato si usted no paga la manutención del niño. Debido a que California cuenta con un sólido conjunto de guías en apoyo a los niños, es relativamente fácil determinar cuánto podría ser el pago mensual que ordenará  el tribunal en una determinada situación financiera. El pagar pagos retrasados de manutención u obtener un ajuste a sus pagos de manutención que refleje un cambio en sus circunstancias económicas, a menudo ayuda a resolver los problemas de visitas.

Sólo porque el padre que tiene la custodia se muda de California para residir permanentemente en otro estado no se considera que se estén negando las visitas. Si el tribunal no ha emitido una orden prohibiendo la salida de los niños de California, el padre que cuenta con la custodia puede permanentemente mudar a los niños a otro estado. Usted debe mantener contacto frecuente con los niños por teléfono y por correo, y debe ejercer, tanto como pueda, el derecho que le ha otorgado el tribunal para visitar a sus hijos. Debe modificar su orden de visitas si se entera antes de que se muden. Si la mudanza lo toma de sorpresa, regrese al tribunal lo antes posible después de saber que los niños se han mudado. Usted debe solicitar al tribunal que le confiera períodos de visitas menos frecuentes pero más largos, que le adjudiquen gastos de transporte y que se especifiquen otros detalles en vista de las distancias más largas que involucrará el transporte de los niños.

El otro padre puede firmar la orden estipulada con la modificación solicitada que se envía al tribunal para ser firmada por usted y queda registrada como una nueva orden oficial, sin tener que incurrir en los costos y tiempo que involucra una audiencia formal. Si usted y el padre que tiene la custodia no pueden llegar a un acuerdo sobre las modificaciones a las visitas, usted debe introducir una “orden para mostrar causa de modificación” ante el tribunal para cambiar o modificar su orden de visitas. Debe hacerle llegar la notificación al otro padre con la nueva orden que él o ella tendrá que respetar.

Si sus niños han sido sacados de California en violación a una orden específica del tribunal y usted sabe dónde se encuentra el padre que tiene custodia y sus hijos, puede tratar de lograr que el tribunal declare en desacato al padre que tiene la custodia.

Para hacer valer cualquier orden del tribunal, incluyendo una orden de visitas, usted puede introducir lo que se llama una “orden para mostrar causa de desacato” a fin de lograr que el padre que cuenta con la custodia física primaria sea declarado en desacato del tribunal por no obedecer la orden o por no permitirle a usted las visitas que el tribunal ha ordenado. El otro padre tiene que ser notificado personalmente con los documentos de desacato del tribunal. Si el padre que tiene la custodia es declarado “en desacato”, entonces, él o ella podrían ser ordenados a permitir las visitas o enfrentar la posibilidad de verse sentenciado a cárcel y multado. En casos serios, él o ella podría incluso recibir una sentencia de hasta cinco días en la cárcel del condado, más de una multa de $1000 por cada violación.

Para conseguir que el padre que tiene la custodia sea declarado “en desacato” usted tiene que probar que: 1) la orden de sus visitas era válida y estaba en vigor; 2) el otro padre tenía conocimiento de la orden; 3) él o ella conscientemente rehusó obedecer la orden y permitirle las visitas; y 4)  él o ella estaban en condición de cumplir con la orden.

Si el padre que tiene la custodia puede demostrar que se ha esforzado de manera razonable para permitirle las visitas entonces, con toda probabilidad, no se lo declarará en desacato. Es muy difícil probar que una persona ha incurrido en desacato porque usted no puede probar cada elemento “más allá de toda duda razonable”. Una acción de desacato al tribunal se considera de naturaleza cuasi-criminal y se castiga con encarcelamiento. En muchos tribunales, el demandado en un procedimiento de desacato al tribunal puede obtener un abogado designado por el tribunal, sin tener que pagar.

Recuerde que a veces existen buenas razones por qué uno de los padres niega los derechos de visita en una ocasión específica. El introducir una acción de desacato al tribunal o presentar un informe ante la policía, podría empeorar tensiones emocionales que ya existen entre ustedes y los niños, y podría resultar en la pérdida de de valioso tiempo y recursos del tribunal y las agencias de la ley el orden, particularmente si las violaciones a sus derechos a visitas son relativamente menores.

La ley en California ahora requiere que los asuntos en disputa relacionados con custodia y derechos a visitas sean referidos a un mediador aprobado por el tribunal. El mediador tratará de reducir los resentimientos entre usted y el otro padre para ayudarles a ambos a llegar a un acuerdo sobre un plan que asegure estrecho y continuo contacto de los niños con ambos padres. Usted puede recurrir a la ayuda de un mediador, aún cuando no haya introducido una acción ante el tribunal. Simplemente, llame por teléfono a la Oficina de Conciliación de su condado, para pedir una cita.

Tanto la “orden para mostrar causa de desacato” y la “orden para mostrar causa para modificación” a menudo requieren de la ayuda de un abogado. Por lo general usted tiene que pagar los honorarios y gastos de su propio abogado, aunque a veces el tribunal puede ordenar al otro padre a pagar una parte o todos los honorarios y gastos de su abogado, dependiendo de sus relativas posiciones económicas. Es posible que usted también pueda lograr que el otro padre pague honorarios de abogado y costos del tribunal razonables si el otro padre obra de mala fe para retardar o frustrar un arreglo en torno a los asuntos que usted ha presentado al tribunal, o para negarle sus derechos a visitas.

En última instancia, si usted continúa teniendo serios problemas logrando sus visitas después de que el tribunal ha declarado al padre que tiene la custodia en desacato más que una vez, usted debe someter un informe con su agencia local de la ley y el orden. Claro está, usted debe inmediatamente someter un informe a las autoridades de la ley y el orden si el padre lo que tiene la custodia y sus hijos han desaparecido. Un informe ante las agencias de la ley y el orden debe también someterse si los niños han sido llevados a otro estado y están siendo retenidos en violación de sus derechos a visitarlos porque el padre que tiene la custodia no presta atención a sus acciones por desacato aquí en California,.

La ley de California provee que una vez que a usted se le han otorgado derechos de visita, si el otro padre retiene o esconde a los niños con la intención de negarle sus derechos de visita, él o ella pueden verse acusados de un crimen menor que se castiga con hasta un año en la cárcel del condado y una multa de hasta $1000. El mismo crimen puede introducirse en como un delito grave en casos muy serios y el castigo puede ser una sentencia máxima en la prisión estatal de hasta tres años y una multa de hasta $10,000.

Después de revisar un informe ante una agencia de la ley y el orden, si la oficina del Defensor del Distrito decide que la conducta del otro padre es criminal, y suficientemente seria como para justificar acción, se podría introducir una demanda criminal. Sin embargo, si los niños no están siendo retenidos en otro estado por el padre que tiene la custodia  y se rehúsa a cooperar permitiéndole sus visitas, o los niños no han desaparecido, puede que se le requiera que trate de resolver sus problemas de visitas valiéndose del proceso de desacato o modificando las órdenes del tribunal, antes de que se involucre el Defensor de Distrito.

La mejor manera de criar niños después de la disolución de una relación es con un espíritu de colaboración y comprensión. A pesar de que usted y el otro padre puede que no puedan vivir juntos o llegar a acuerdos respecto a ciertos asuntos, la ley requiere que usted siempre considere lo mejor para los niños en las decisiones y acciones que afectan sus hijos.

De hecho, la ley en California convierte en política pública el asegurarse que los niños tengan continuo y constante contacto con ambos padres, de manera que ambos padres puedan compartir en la crianza de los niños, sujeto a algunas limitaciones en casos poco usuales en que los padres no pueden operar dentro guías generales con la debida flexibilidad y consideración entre sí, y entonces, un tribunal a menudo tiene que imponer reglas más estrictas de visitas o custodia que limitan la discreción de ambos padres. El más estricto conjunto de leyes que se impone a un padre que no quiere cooperar, podría ser hasta un periodo de tres años en la prisión estatal y cuatro años de libertad condicional después, si se sentencia a ese padre por un delito grave al retener o esconder a un niño de su otro padre.

Por otro lado, los padres que cooperan en la crianza de sus hijos después de romper una relación pueden canalizar el tiempo y dinero que de otra manera tendrían que invertir en costosas luchas sobre visitas, hacia actividades que beneficien a sus hijos y engendren la máximo discreción a los padres para guiar a sus hijos hacia vidas felices y productivas.

Back to Top

() -

 
 

Find a lawyer outside of California.