SmartLaw: Attorney and Lawyer Referral Service. Divorce, bankruptcy, criminal, accident, business
SmartLaw.org
Home
 
The Los Angeles County Bar Association Lawyer Referral and Information Service, the largest and oldest such service in the United States, has hundreds of pre-screened, qualified and insured lawyers in the Los Angeles area who can help you with your legal issues. Contact us now and our courteous, professionally trained staff will help you connect you with the right lawyer. The LRIS is a nonprofit public service of LACBA.

#602 ¿No puede pagar sus deudas? (PT. 2)


Este mensaje tratará sobre las siguientes preguntas:

¿Qué pasa si usted necesita más tiempo para pagar sus deudas?

¿Qué pasa si sus acreedores no quieren darle más tiempo?

¿Cuándo debería usar un plan con el Capitulo 13?

¿Debería usted declararse en bancarrota?

¿La bancarrota le borraría todas sus deudas?

Si se declarara en bancarrota, podría mantener alguna de sus propiedades?

¿Cómo poder encontrar un abogado que lo represente?

Primero, ¿Qué pasa si sólo necesita más tiempo para pagar sus deudas?

Primero, pídale a sus acreedores el tiempo que usted necesite, o pregunte si puede hacer una serie de pagos pequeños a lo largo de un período de tiempo. Si algún acreedor está de acuerdo con uno de estos arreglos, escriba una carta para confirmar el acuerdo. Asegúrese de guardar una copia de esa carta.

O usted podría tratar de usar los servicios de una agencia consultora en materia de  crédito y deudas, pero asegúrese de buscar cuidadosamente hasta encontrar una que crea que dé buen consejo. Las consultorías de crédito para el consumidor, organizaciones sin fines de lucro auspiciadas por almacenes comerciales y bancos, a menudo ayudan a las personas a desarrollar planes con sus acreedores. Busque en las páginas blancas del directorio telefónico para averiguar si este grupo tiene una oficina en su área. Típicamente, tales organizaciones no pueden reducir su deuda, sólo pueden ajustar las tasas de interés y/o los pagos mensuales.

Sea cuidadoso al obtener un préstamo para la consolidación de deudas que se utiliza para saldar las mismas. Si el interés, el dinero que los prestamistas le cobran por los préstamos, es muy alto, usted puede acabar con un problema mayor. Sin embargo, si llega a conseguir un préstamo, asegúrese de que todos los estados de cuenta financieros que le dé al prestamista sean verdaderos y correctos.

Luego, ¿Qué pasa si sus acreedores no le dan más tiempo?

Si usted simplemente no puede pagar sus deudas al llegar el vencimiento de las mismas, quizá deba considerar el amparo según la ley de la bancarrota. Un beneficio inmediato es la creación de una orden judicial automática una vez que se presenta el caso. Este “aplazamiento automático” prohíbe la mayoría de las actividades de cobro de deudas. A pesar de que el declararse en bancarrota puede afectarle la habilidad de obtener crédito a largo plazo, puede otorgarle un desahogo de sus deudas y comenzar desde cero. Las dos maneras más comunes de declararse en bancarrota son las del Capítulo 13 y el Capítulo 7.

Usted puede presentar un plan de pago de deudas con el Capítulo 13 del código de bancarrota en el tribunal de bancarrotas de los estados unidos más cercano. El plan de pago le permite pagar sus deudas a lo largo de un período de tiempo –usualmente tres, pero a veces cinco años. Al finalizar este período, todas sus deudas quedan canceladas, inclusive si usted no las ha pagado por completo, siempre y cuando se haya esforzado en pagarlas.

O también usted puede solicitar un desahogo con el Capítulo 7 del código de bancarrota, el cual es a veces llamado “bancarrota convencional”. Esto quiere decir que pida al tribunal de bancarrota la exoneración de la mayoría de sus deudas porque no tiene suficiente dinero o propiedades para saldarlas. Una exoneración significa que usted no tiene más la obligación legal de devolver la deuda. Sin embargo, con la nueva ley de bancarrota que entró en vigencia en octubre del 2005, usted debe calificar, en base a sus ingresos, para el desahogo con el Capítulo 7 basado, en parte, en sus ingresos anuales netos determinados por la “prueba de recursos”. Si sus deudas son principalmente deudas de consumidor, usted debe remitir ahora un análisis exhaustivo de sus ingresos y sus gastos. El objetivo legislativo estipulado para este requisito es obligar a aquellos deudores que puedan pagar algo de la deuda (si no toda) para presentar el recurso del Capítulo 13.

Para iniciar un caso, ya sea con el Capítulo 13 o el Capítulo 7, el cual puede presentar para usted solamente, o con su cónyuge, se debe pagar una tarifa por presentación del caso ante el tribunal de bancarrotas. Bajo la mayoría de las circunstancias, usted también habrá de recibir un certificado de haber concluido un  curso de consultoría en materia de crédito antes de presentar un caso, ya sea con el Capítulo 13 o el Capítulo 7. Además, ahora también se requiere que concluya un curso en administración financiera personal antes de que pueda obtener el desahogo.

Se designará un fideicomisario para cada caso establecido con el Capítulo 7 o el Capítulo 13. Si usted Tiene un plan con el Capítulo 13, esta persona recaudará sus pagos y los hará llegar a sus acreedores. Si, en cambio, usted presenta su caso con el Capítulo 7, el fideicomisario venderá cualquiera de sus propiedades que no estén exentas y distribuirá el dinero obtenido de la venta entre sus acreedores. Una vez que haya presentado su caso con el Capítulo 13 o el Capítulo 7, los acreedores que usted. Tenía antes de presentar su caso, no podrán anexar su salario u otras posesiones. Bajo las circunstancias adecuadas, un acreedor con una hipoteca podría obtener el desahogo del tribunal de bancarrotas para iniciar o continuar los procedimientos de la ejecución de la hipoteca.

¿Qué pasa si usted pierde su empleo o adquiere una enfermedad que dure mucho tiempo mientras paga sus deudas a través de un plan con el Capítulo 13? Usted. Puede pasarse del Capítulo 13 al Capítulo 7 en cualquier momento o desistir de su caso. También, bajo ciertas circunstancias, podría reunir los requisitos para una “exoneración por dificultades” con el Capítulo 13.

Si su caso con el Capítulo 7 o el Capítulo 13 resulta exitoso, usted obtendrá una “exoneración” de sus deudas (en otras palabras,  no se le podrá exigir que las deudas que usted. Tenía antes de presentar su caso sean pagadas).

Usted podrá obtener una exoneración de bancarrota con el Capítulo 7 solamente una vez en un período de ocho años. Pero podrá presentar un plan con el Capítulo 13 con la frecuencia que lo necesite, siempre que el tribunal no determine que los casos siguientes no sean de “mala fe”. Además, deberá tener una buena excusa en caso que no pueda concluir el plan.

Luego, ¿Cuándo debería usar un plan con el Capítulo 13?

Usted debería considerar un plan con el Capítulo 13 si puede desarrollar una manera de saldar parte de sus deudas a lo largo de un período de tiempo y aun así sustentarse un costo de vida razonable.

La ley establece que usted puede usar un plan con el Capítulo 13 si tiene ingresos estables de alguna fuente. Esto quiere decir que usted Ha de trabajar para ganar un sueldo, ser dueño de un negocio pequeño o recibir una pensión, seguridad social u otros beneficios. Hay también ciertos requisitos financieros para calificar con el Capítulo 13 (por ejemplo, sus deudas garantizadas, como hipotecas o derechos de retención bajo juicio no pueden exceder $922,975, y sus deudas no garantizadas tales como deudas de tarjetas de crédito no pueden exceder los $307,$675. Generalmente, su puntaje de crédito será mejor después de haber concluido un plan con el Capítulo 13, que después de haber simplemente presentado su caso con el Capítulo 7 y obtener la exoneración.

Si usted rreúne los requisitos para el Capítulo 13, su abogado y usted han de desarrollar un plan para que sea aprobado por el tribunal. Este plan debe mostrar cómo UD. Pretende pagar toda o una parte razonable de su deuda. Algunas deudas deben pagarse usualmente por completo. Estas incluyen deudas garantizadas, impuestos a la renta estatales o federales que usted haya debido por los últimos tres años o menos, préstamos estudiantiles, así como también los honorarios del abogado, fideicomisario y tribunal que estuvieron involucrados en establecer y llevar a cabo el plan.

Luego, ¿Debería en cambio presentarse en bancarrota con el Capítulo 7?

Si no puede desarrollar alguna otra manera razonable para pagar sus deudas, podría considerar la bancarrota convencional (Capítulo 7). Esta le permite a un deudor honesto comenzar desde cero al obtener una Exoneración del tribunal o anular la mayoría de las deudas. De esa manera, la bancarrota es un camino para salir de deudas cuando se debe más dinero del que se espera que pague en un tiempo razonable.

La ley establece que un empleador no puede despedirlo o rehusarse a contratarlo o promoverlo de puesto por haberse declarado en bancarrota. No obstante, la bancarrota puede afectar su crédito por un largo plazo (típicamente, 10 años con un caso con el Capítulo 7, y 7 años con un caso con el Capítulo 13). Asimismo, la bancarrota puede resolver los problemas que usted tiene ahora, pero no le protegerá si no puede pagar cuentas nuevas.

Si elige declararse en bancarrota, su abogado o usted deben presentar cierto número de formularios y papeles al tribunal de bancarrotas. Esto incluye una lista de sus deudas y propiedades, además de la información sobre sus ingresos y cómo los gasta. El tribunal decide si es más adecuado para usted el Capítulo 13 que la bancarrota. Puede ordenarle que haga un plan con el Capítulo 13 o sobreseer su caso.

Además, si un acreedor o el fideicomisario presentan una queja, un juez puede rehusarse a absolver algunas o todas sus deudas a través de la bancarrota. Por ejemplo, no podría permitírsele anular sus deudas si incurre en muchas cuentas a propósito o se presta dinero justo antes de presentar su caso.

Luego, ¿Borrará la bancarrota todas mis deudas?

No. El código de bancarrota contiene cláusulas concernientes a qué tipo de deudas no pueden ser exoneradas, en otras palabras, aquéllas podrían permanecer después de la bancarrota.

La bancarrota no anula:

-Deudas garantizadas.

-Deudas de acreedores que no mencionó en los formularios de bancarrota.

-La mayoría de impuestos a la renta y multas tributarias por los últimos tres años.

-La mayoría de préstamos estudiantiles.

-Manutención infantil o conyugal.

-Cualquier dinero que usted deba como resultado de haber sido demandado por muerte o lesiones personales, por haber conducido bajo la influencia de alcohol o de estupefacientes.

Sus deudas tampoco serán anuladas si un acreedor o el fideicomisario prueban que usted mintió sobre cuánto dinero posee o si trató de ocultar alguna propiedad.

Cualquier acreedor puede también presentar una “queja por exonerabilidad” por una determinación de que su deuda en particular no debería ser exonerada. Si, por ejemplo, ese acreedor puede mostrar que usted obtuvo dinero, crédito o una propiedad de ese acreedor por fraude, aquella deuda subsistirá la bancarrota.

si el tribunal y el acreedor están de acuerdo, usted podría optar por ratificar una deuda garantizada que esté en falta al momento de presentar su caso de bancarrota. Esto significa que usted decide pagar la deuda y mantener la garantía, aunque la bancarrota cancelaría la deuda.

Si ud. No ratifica una deuda garantizada (tal como la del préstamo de un automóvil), según la nueva ley, usted podría perder el artículo en garantía después de que proceda la exoneración y de que su caso sea cerrado, aun si usted está al corriente en sus pagos.

Luego, si se declara en bancarrota, ¿podrá mantener alguna de sus propiedades?

Si su propiedad está exenta, no podrá ser usada para saldar deudas. Cuando usted se declara en bancarrota, podrá elegir entre dos conjuntos de exenciones, las cuales son estipuladas por la ley de California.

Dueños de casa prefieren generalmente el conjunto que les permite una exención por el capital propio más grande de la casa ($75,000 en el nivel más bajo, en lugar de $18,675).

Estos son ejemplos de algunas de las cosas que su cónyuge y usted juntos pueden mantener bajo el otro conjunto de exenciones que incluye la exención más baja por propiedad de casa – y el cual es el generalmente escogido por las personas que no tienen un capital propio considerable de la casa:

- un interés de $18,675 sobre una casa y/o lugar de entierro. Si no es dueño de ninguno de éstos, puede colocar los $18,675 en algún otro lugar para mantener tal propiedad no exenta como reembolso de impuesto a la renta.

Ud. También tiene una exención flotante de $1,000 lo que significa que puede colocarla sobre cualquier propiedad no exenta.

- un interés de $2,775 sobre un carro u otro vehículo motorizado.

- cualquier artículo que valga hasta $200 en cada una de las siguientes categorías:

Bienes y suministros para el hogar, ropa, aparatos electrodomésticos, libros, animales, cosechas e instrumentos musicales.

- $1,225 en joyas.

- $1,875 en libros o herramientas que necesite para ganarse la vida.

- una póliza de seguro de vida a plazo.    

- beneficios de veteranos y de seguro social, dinero de seguro de desempleo y planes de jubilación y de repartición de utilidades.

Luego, ¿cómo encontrar un abogado para que lo represente?

            Si no conoce un abogado, pídale a un amigo, colega de trabajo, empleador o socio de negocios que le recomiende uno.

O llame al servicio local de referencia de abogados certificados por la asociación estatal de abogados. La persona que conteste el teléfono le podrá establecer una cita para que vea un abogado. Si decide contratar los servicios de un abogado, asegúrese de entender qué es lo que va a estar pagando, cuánto le costará y cuándo tendrá que pagar esos servicios.

¿Qué pasa si usted no tiene suficiente dinero para pagar la consulta legal?  Puede que usted pertenezca a un plan de “seguro legal” que cubra la clase de servicio que necesite. O, si sus ingresos son muy bajos, podría calificar para una agencia de servicios legales.

 

Back to Top

() -

 
 

Find a lawyer outside of California.