SmartLaw: Attorney and Lawyer Referral Service. Divorce, bankruptcy, criminal, accident, business
SmartLaw.org
Home
 
The Los Angeles County Bar Association Lawyer Referral and Information Service, the largest and oldest such service in the United States, has hundreds of pre-screened, qualified and insured lawyers in the Los Angeles area who can help you with your legal issues. Contact us now and our courteous, professionally trained staff will help you connect you with the right lawyer. The LRIS is a nonprofit public service of LACBA.

#609 Derechos de los consumidores: Agencias de reporte de crédito

mp3 609 “Agencias de informes crediticios: ¿cuáles son sus derechos?” (mp3 file)


Si alguna vez se ha prestado dinero o comprado algo a crédito existe un expediente sobre usted en algún sitio.

Ese expediente contiene información sobre cuentas de crédito abiertas y cerradas, préstamos, pagos morosos, cuentas pagadas, y cierta información pública, tal como hipotecas, juicios y bancarrotas. Ese expediente se encuentra en una agencia de informes crediticios de consumidores- una organización que lleva los archivos crediticios de muchos consumidores.

Virtualmente toda persona en los Estados Unidos, en cualquier ciudad o pueblo, recibe los servicios de una o más agencias de informes crediticios. Una agencia de informes crediticios de consumidores no debe confundirse con una agencia de investigación o una agencia de cobros. Una agencia de cobros se encarga de cobrar cuentas morosas o deudas de crédito a nombre de los que otorgan los préstamos. La agencia por lo general recibe un porcentaje de la cantidad que cobra.

Las agencias de investigación se valen de investigadores para recaudar y evaluar información para fines de empleo, pólizas de seguro y adjudicación de licencias, o por orden de algún tribunal. El informe de una agencia de investigación consiste de información sobre el carácter y estilo de vida de la persona. Esta información por lo general se obtiene a través de entrevistas con vecinos, amistades o asociados, y en archivos públicos. Si se requiere un informe de una agencia de investigación, la institución que lo solicita debe proveerle notificación por escrito no más de tres días después de haber solicitado el informe. Un empleador, puede requerir un informe de una agencia de investigación sólo para fines de empleo. Usted tiene derecho a inspeccionar su archivo y exigir una copia si paga una tarifa. Si usted formula una solicitud por escrito con la debida identificación, la agencia tiene que enviarle una copia o proveerle la información por teléfono, según lo que usted haya perdido en su solicitud escrita. Usted también tiene derecho a que la información vuelva a ser investigada si considera que es errónea, para lo cual tiene que someter una declaración de disputa de hasta 100 palabras, si no está de acuerdo con la re-investigación.

Las agencias que proveen informes crediticios de los consumidores mantienen archivos sobre personas y sus historiales crediticios. Estas agencias son centros que recaudan, almacenan y proveen información sobre su perfil crediticio. Ellas no formulan recomendaciones ni deciden a nombre de quien otorga el préstamo. Por otro lado, si proveen información al acreedor para que decida si usted es o no un buen riesgo crediticio.

La mayoría de los prestamistas formulan una evaluación de las tres “C’s” de crédito: carácter- su reputación general y su actitud hacia el pago de sus deudas; capacidad - su capacidad de pagar con su ingreso actual; y capital- información sobre el total de sus haberes. Una decisión de extenderle crédito se determina según su puntuación en esas tres áreas.

Un informe crediticio por lo general contiene:

  1. Información de identificación exacta: su nombre, el nombre de su cónyuge, su dirección y su número de Seguro Social.
  2. Información de empleo: donde usted trabaja, su título, cuánto tiempo lleva trabajando para su empleador actual, y su ingreso (más la información sobre su cónyuge).
  3. Historial personal: su fecha de nacimiento, número de dependientes, ex empleadores, direcciones previas (hábitos de mudanza) y si usted alquila o es dueño de su hogar.
  4. Historial crediticio: muestra detalles sobre cómo usted paga cada una de sus cuentas, archivos públicos a su nombre en cualquier tribunal, y si usted ha sido en algún momento demandado por una deuda, si se ha declarado en bancarrota, o si se ha impuesto una hipoteca por impuestos contra usted.

Los informes crediticios son usados por las uniones de crédito, bancos, y tiendas para analizar su historial de crédito cuando usted solicita crédito. Las empresas se suscriben a las agencias de informes crediticios pagando una cuota mensual de aproximadamente ocho dólares. Por lo general se cobra $1.25 para procesar un informe individual.

Los dueños de departamentos también pueden suscribirse a las agencias de informes crediticios. Como ellos usan del servicio con menos frecuencia que los bancos y las tiendas, no pagan una cuota mensual sino un precio más alto por cada informe individual. Ciertas agencias gubernamentales tales como la Administración de Veteranos y la Administración Federal de Vivienda también obtienen informes crediticios.

Las agencias de informes crediticios reciben información actualizada sobre sus cuentas en forma regular de sus suscriptores: las entidades que otorgan créditos.

Las agencias de informes crediticios evitan que los potenciales acreedores tengan que salir a recaudar la información necesaria por cuenta propia. Las agencias agrupan la información para sus suscriptores. Simplemente con una llamada telefónica, el acreedor puede obtener toda la información necesaria sobre un cliente en particular.

Usted siempre debe estar al tanto de cualquier información incorrecta en su archivo. Serios problemas han surgido para individuos porque las declaraciones que se formulan sobre ellos por parte de las agencias de informes crediticios son incorrectas. No es poco común que una agencia de informes crediticios confunda a personas cuyos nombres son similares. Asumiendo que usted se da cuenta de un error, igual podría tomarle varios años aclarar el error y mientras ese informe le persigue de una ciudad a otra.

La ley lo protege.

La ley Federal de Informes Crediticios Justos se aprobó en 1971 y en 1975 en California se aprobó una ley todavía más fuerte protegiéndolo en contra de las prácticas de ciertos informes crediticios. Bajo la ley de Informes Crediticios Justos usted puede protegerse si en algún momento se le ha negado crédito, póliza o empleo, o si usted considera que ha tenido dificultades debido a un informe crediticio. Usted tiene derecho a:

  1. Que le digan el nombre y dirección de la agencia del informe crediticio responsable por la preparación de un informe crediticio que llevó a que se le rechazara un crédito, la póliza o empleo, o que aumentarán los costos de su crédito o la póliza.
  2. Que se le diga la naturaleza, sustancia y fuentes (excepto tipos de fuentes de investigación) de la información (excepto médica) recaudada sobre usted, por parte de una agencia de informes crediticios.
  3. Lleve con usted a cualquier persona que usted escoja a visitar la agencia de informes crediticios.
  4. Obtener esta información libre de cargos cuando a usted se le ha negado crédito, seguro o empleo dentro de un plazo de 60 días después de haber sido notificado. De lo contrario, la agencia de informes crediticios puede cobrarle una tarifa razonable para proveerle la información.
  5. Que le digan quién ha recibido un informe crediticio sobre usted en los últimos seis meses (o en los últimos dos años si el informe se pidió para fines de empleo).
  6. Hacer que toda información incorrecta o incompleta vuelva a ser investigada, en la mayoría de los casos, y si la información se determina que es inexacta o no puede verificarse, que se elimine totalmente de su archivo.
  7. La que la agencia le notifique los nombres (sin cobrarle nada) que han pedido previamente la información determinada incorrecta o incompleta o que ahora ha sido borrada.
  8. Cuando existe una disputa entre usted y la agencia de informes crediticios que no puede resolverse, usted puede someter una declaración de 100 palabras con su versión sobre la disputa para que sea introducida en su archivo e incluida en cualquier informe crediticio subsiguiente que la agencia entregue.
  9. Solicitar a la agencia que envíe su versión de la disputa a ciertas empresas por un costo razonable.
  10. Hacer que su informe crediticio no sea entregado a nadie que según la ley no tiene necesidad legitima de obtener tal información.
  11. Demandar por daños si a propósito o negligentemente se ha violado la ley, y si usted tiene éxito en la demanda, recuperar los honorarios de sus abogados y gastos del tribunal.
  12. Que no se informe información adversa después de siete años. Una excepción a esto es la bancarrota que puede informarse durante 10 años.

En el pasado, una mujer casada tenía dificultad estableciendo su propio historial crediticio. Tradicionalmente, la mayoría de las tarjetas de crédito y préstamos se emitían a nombre del hombre y se registraban en su historial crediticio. Al pesar de que la esposa podía haber usado la tarjeta de crédito más a menudo y haber sido la responsable por pagar las deudas, sus responsabilidades nunca se registraban. De manera que la mujer casada que se encontraba de nuevo soltera, no contaba con un historial crediticio, resultado de lo cual se le negaba todo crédito.

Las mujeres casadas pueden fácilmente evitar esta situación. Cuando se casen, no cambien todas sus cuentas de tarjetas y del banco a su nombre de casada. Si lo hacen, el historial crediticio que ha establecido como soltera es borrado y toda su información crediticia pasará a nombre de su esposo. Para poder mantener un archivo de su crédito a su nombre y garantizar su identidad crediticia, sólo cambie su nombre en las cuentas indicando que ya no es señorita sino señora.

La ley de Igualdad de Oportunidad Crediticia asegura tratamiento por igual en la extensión de créditos y los informes. Para cuentas que se abrieron a partir del 1 de enero de 1977, o mediante una solicitud, las agencias de informes crediticios están obligadas a proveer el historial crediticio de personas casadas en forma individual.

Si usted tiene algún problema:

  1. Puede averiguar si tiene un historial crediticio y qué contiene su archivo. Simplemente contacte el departamento de crédito del banco o la tienda donde usted tiene una tarjeta de crédito y pregúnteles qué agencia de informes crediticios usan. Las agencias de informes crediticios en su comunidad también pueden ser localizadas consultando las páginas amarillas de la guía telefónica bajo encabezados tales como "credit rating and reporting agencies". Comuníquese con la agencia y pida ver su historial crediticio. Usted puede hacer los arreglos para una entrevista personal en la oficina de la agencia o por teléfono. Con la debida información, y un cobro de ocho dólares, a usted se le permitirá inspeccionar su historial crediticio. (Algunas agencias de informes crediticios no le cobran nada si usted está preguntando debido a algo en disputa. Si por alguna razón, no existe un historial crediticio sobre usted, a pesar de que usted tiene una tarjeta de crédito o tiene un préstamo, contacte la compañía con la cual usted tiene crédito. Dígale que contacte a su agencia de informes crediticios y que insistan que la agencia comience a crear un historial crediticio para usted inmediatamente.
  2. Si usted considera que ha sido tratado en forma injusta en un informe sobre mal crédito o usted tiene alguna otra queja respecto a los prestamistas, contacte la Comisión Federal de Comercio en su oficina de Los Ángeles o San Francisco. La Comisión Federal de Comercio le informara sobre sus derechos y tratará de resolver cualquier malentendido.
  3. Si usted tiene una queja en contra de una agencia de informes crediticios, también puede contactar a: Consumer Data Industry Association 1090 Vermont Avenue North West Suite 200 Washington, D.C. 20005-4905. El sitio en Internet es: www.cdiaonline.org.  La mayoría de las agencias de informes crediticios son miembros de esta asociación, que no provee servicios de arbitraje o mediación, pero sí le ofrece sugerencias sobre cómo proceder para resolver su problema.
Back to Top

() -

 
 

Find a lawyer outside of California.