SmartLaw: Attorney and Lawyer Referral Service. Divorce, bankruptcy, criminal, accident, business
SmartLaw.org
Home
 
The Los Angeles County Bar Association Lawyer Referral and Information Service, the largest and oldest such service in the United States, has hundreds of pre-screened, qualified and insured lawyers in the Los Angeles area who can help you with your legal issues. Contact us now and our courteous, professionally trained staff will help you connect you with the right lawyer. The LRIS is a nonprofit public service of LACBA.

#644 Acta de muerte natural

mp3 644 “Ley de muerte natural de California” (mp3 file)


Suponga que usted resulta severamente lesionado en un accidente o mortalmente enfermo por una enfermedad. Suponga que no hay nada que sus médicos puedan hacer para salvarle la vida, y usted va a morir. Suponga que queda físicamente incapacitado de expresar sus deseos y necesidades a otras personas, porque se encuentra en coma. Si usted se encontrara en esa situación, ¿qué querría que sus médicos hicieran por usted? ¿Querría que los médicos se valgan de todo dispositivo médico disponible para mantenerlo vivo y prolongar su proceso de muerte todo el tiempo posible? ¿O querría que sus médicos dejen de usar máquinas para respirar y otras medidas extremas para que le permitan morir?

Las leyes de California le permiten dar directrices escritas a su médico, para que no use procedimientos de preservación de vida cuando usted se encuentra en una condición fatal. La ley de muerte natural de California, ha estado en vigencia desde 1977 y es parte del código de seguridad y salud en la sección 7185 a la sección 7194.

En estas leyes, la legislatura de California indica que:

--"la tecnología médica moderna hace posible la prolongación artificial de la vida humana más allá de sus límites naturales;

--"esa prolongación de vida de personas con condiciones fatales o una condición inconsciente permanente, podría violar la dignidad del paciente y provocar dolor innecesario y sufrimiento, mientras no se le provee nada médicamente necesario o beneficioso para la persona.

--Y "las personas adultas cuentan con el derecho fundamental a controlar las decisiones relacionadas con la administración de su propio cuidado médico, incluyendo la decisión de parar tratamiento para mantener la vida en casos de condiciones fatales, o condición permanente de inconsciencia".

Una directriz para sus médicos debe incluir sustancialmente las siguientes cláusulas:

"Si sufro de una condición incurable e irreversible que ha sido diagnosticada por dos médicos, y que terminará en mi muerte dentro de un plazo relativamente corto de tiempo sin la administración de tratamientos para extender mi vida, o he caído en un coma irreversible o me encuentro en un estado vegetativo persistente, y ya no estoy en capacidad de tomar decisiones respecto a mi tratamiento médico, instruyó a mi médico que, de acuerdo con la Ley de Muerte Natural de California, ponga fin a todo tratamiento, incluyendo la administración artificial de nutrición e hidratación que sólo prolonga el proceso de muerte, o una coma irreversible o un estado persistente vegetativo, y que no son necesarios para mi comodidad ni para aliviar dolor.

" Si se diagnostica que estoy embarazada, y ese diagnóstico es de conocimiento de mi médico, esta declaración no tiene efecto ni vigencia durante mi embarazo".

Luego tiene que firmar y poner la fecha en la declaración, e incluso su dirección. Cuando la firme, usted tiene que tener presente dos testigos que también tienen que añadir sus firmas y direcciones, certificando que usted está voluntariamente firmando la declaración en su presencia. Esos dos testigos no pueden ser beneficiarios de su patrimonio cuando usted muere, y no pueden ser proveedores de cuidado de salud, ni empleados, ni un operador de una facilidad de cuidado de salud en la comunidad o una asilo de cuidado para ancianos.

Usted tiene que entregar una copia de la declaración firmada por usted y los testigos a su médico y otros proveedores de salud. La declaración pasará a ser parte de su expediente médico y si ellos no están dispuestos a cumplir con sus deseos le notificarán que ese es el caso de manera que usted pueda encontrar a un proveedor de salud que lleve a cabo sus deseos.

Si cuando usted termina este documento es un paciente en una instalación de cuidado de enfermeras o en un asilo de cuidado a largo plazo, entonces, uno de sus testigos tiene que ser una persona designada por el estado como abogado, o protector.

Su declaración no adquiere vigencia hasta tanto:

  1. Usted o alguna otra persona le entrega una copia a su médico; o
  2. Usted es diagnosticado con una condición fatal y no puede tomar decisiones respecto a la administración del tratamiento para prolongar su vida. El diagnóstico tiene que ser certificado por escrito por su médico y un segundo médico que también lo haya examinado personalmente.

Cuando su declaración entra en vigor, su médico o cualquier otro proveedor de cuidado de salud deben obrar de acuerdo con sus deseos, o transferirlo a otros médicos o proveedores de cuidado de salud que estén dispuestos a cumplir con sus deseos.

Usted puede completar su declaración en cualquier momento después que cumple 18 años y su declaración continúa vigente indefinidamente, a menos que usted la anule o a menos que usted indique en la declaración que tiene vigencia sólo durante un determinado período de tiempo.

Incluso si usted completa esta declaración que instruye a su médico a poner fin o no usar tratamiento que prolongue su vida bajo ciertas circunstancias, su médico igual continuará proveyendo tratamiento para su comodidad, cuidado o alivio del dolor.

Las leyes de California dicen que esta declaración "no apoya, autoriza o aprueba los asesinatos misericordiosos o suicidio asistido, tampoco permite ninguna acción afirmativa o deliberada, ni omisión alguna para poner fin a la vida, fuera de permitir el proceso natural de la muerte.

Una muerte que sea el resultado de seguir las instrucciones en esta declaración al poner fin no o no permitir tratamiento para prolongar la vida, no constituye suicidio ni homicidio, y no afectará los beneficios de ninguna póliza de seguro de vida.

Nadie puede exigirle que firme tal declaración como condición para ofrecerle una póliza de seguro o para proveerle los servicios de cuidado de salud que necesita.

Si usted ha firmado una declaración similar en otro estado, de acuerdo con las leyes de ese estado, no con las leyes de California, entonces es también válida en California.

¿Qué si usted completa un poder de abogado duradero para cuidado de salud designando a alguien, a tomar decisiones de cuidado de salud a nombre suyo si usted se torna física o mentalmente incapaz de tomarlas? ¿Qué documento prevalece entre los dos? Las leyes de California dicen que un poder de abogado duradero para cuidado de salud es el que se acata, en vez de una declaración bajo la ley de muerte natural, si no existe conflicto entre ambos documentos.

La pregunta surge si existe razón alguna para completar ambos documentos --tanto el poder duradero de abogado para cuidado de salud como la declaración de muerte natural. O si usted solamente va a completar uno, ¿cuál sería el mejor?

Si usted desea escoger uno de estos dos documentos, el poder de abogado duradero para cuidado de salud probablemente cumple con las necesidades de la mayoría de la gente. Sus dos ventajas principales son las siguientes, en comparación con la declaración de muerte natural:

  1. En el poder de abogado duradero para cuidado de salud usted designa a una persona en quien confía para asegurarse que los médicos y otros proveedores de cuidados de salud llevan a cabo sus deseos, en vez de simplemente depender en el cumplimiento voluntario sin ningún tipo de supervisión.
  2. Con un poder duradero de abogado para cuidado de salud usted no tiene que ser diagnosticado con una condición que resultará en su muerte dentro de un periodo relativamente corto de tiempo, ni encontrarse en un coma irreversible o un estado vegetativo persistente, antes de que su agente o representante obre a nombre suyo. Sin haber alcanzado ninguna de esas condiciones extremas, usted puede que quiera evitar o retirar cualquier tipo de tratamiento y eso podría no ser posible sin un poder de abogado duradero para cuidado de salud.

Las únicas razones para tener una declaración de muerte natural sería si usted no cuenta con nadie a quien quiera designar como su agente mediante un poder de abogado duradero para cuidado de salud. Para más información sobre los poderes de abogado duradero para cuidado de salud, escuché el mensaje de SmartLaw #643.

Para obtener copias de la ley de declaración de muerte natural escriba a: California Medical Association Publications Department, Post Office Box 7690, San Francisco, California 94102-7690, el número de teléfono es: 415- 882-5175. Su orden debe ir acompañada del pago. El precio de la copia de la ley de declaración de muerte natural es de $2 por cada copia, más los impuestos de venta locales. Todos los cheques deben escribirse a nombre del Departamento de Publicaciones de la Asociación Médica de California. Hay descuentos disponibles para órdenes en grandes cantidades.

También puede ponerse en contacto con su biblioteca pública local, la biblioteca de derecho, tienda de artículos de papelería y oficina, médicos, hospitales o sociedad médica para obtener copias.

Después de completar su declaración de muerte natural, entregue una copia a sus médicos, en caso de que su condición médica en el futuro califique bajo la ley de muerte natural de California.

La ley de California no requiere que usted complete ni el poder de abogado duradero para cuidado de salud ni la declaración de muerte natural para que se cumpla con sus deseos, pero es más seguro si usted completa uno de esos documentos.

En 1983 un tribunal de apelación en Los Angeles atendió el caso de un hombre que se había sometido a un procedimiento quirúrgico relativamente rutinario. Luego en la sala de recuperación del hospital su corazón se paró y dejó de respirar. Los médicos y las enfermeras pudieron revivirlo y lo conectaron a un equipo para prolongar su vida. Sin embargo después de varios días, su médico determinó que habría sufrido severo daño cerebral dejándolo en un estado vegetativo que con toda probabilidad sería permanente. Este hombre no había firmado una declaración autorizando su muerte natural, según la ley de California, pero sí le había dicho en una oportunidad a su esposa que no quería ser mantenido vivo con la ayuda de máquinas. Después de consultar con sus médicos, su esposa y sus ocho hijos firmaron una directriz para el hospital que se introdujo en su expediente médico, indicando que todos querían que las máquinas para prolongar su vida fueran eliminadas. La máquina respirando por el hombre y lo otro equipo que prolongaba su vida fueron retirados. El hombre podía respirar sin el equipo, pero su condición no mejoró. Dos días más tarde, después de volver a consultar con su familia, sus médicos ordenaron que se retiraran los tubos que le proveerían fluidos y alimento. Unos días después el hombre murió. Posteriormente se acusó de asesinato en primer grado a sus dos médicos por haber retirado la máquina de respiración y la de alimentos y fluidos mientras se encontraba en un coma del cual no tenía posibilidad de recuperarse. Alegadamente habían apresurado su muerte al retirar la maquinaria que prolongaba su vida.

El tribunal de apelaciones de California en 1983 dictaminó que los médicos no podían ser procesados por asesinato, porque los médicos no tenían responsabilidad de continuar el tratamiento una vez que se dieron cuenta que el tratamiento era ineficiente, inútil, y sin beneficios razonables para el paciente.

En la opinión publicada por el tribunal de apelaciones se hace mención de la ley de muerte natural de California y concluye que la ley de muerte natural no representa la base exclusiva para poner fin al uso de equipo que prolonga la vida en California.  Todo paciente adulto competente tiene el derecho a rehusarse a recibir tratamiento médico en cualquier momento, ya sea que el paciente ha firmado o no una declaración bajo la ley de muerte natural. Si el paciente no está en condición de indicar si quiere o no cierto tratamiento médico, entonces la familia inmediata del paciente puede tomar esa decisión, guiada por los deseos previamente expresados por el paciente, y el mejor interés del paciente. El tribunal de apelaciones también dictaminó que no existen requisitos legales en California que un tribunal tiene que dar previa aprobación antes de tomarse la decisión de retirarse un tratamiento médico. El tribunal de apelaciones también dictaminó que los procedimientos formales de custodia no eran necesarios, teniendo en cuenta los hechos de este caso, a pesar de que los procedimientos de custodia pudieron haberse utilizado.

El nombre del caso ante ese tribunal de apelaciones fue Barber vs el Tribunal Superior y la decisión se emitió el 12 de octubre de 1983. La citación del caso es 147 Cal. App. 3d 1006. La lección de este caso es la siguiente: usted puede usar o no una declaración autorizada bajo la ley de muerte natural de California. Pero como una alternativa, mientras usted se encuentra mentalmente competente, puede decirle a su familia y a sus médicos que no quiere ser mantenido vivo con máquinas cuando no harán más que prolongar el proceso de su muerte. Usted tiene derecho a rehusarse a recibir tratamiento médico en cualquier momento, si se encuentra mentalmente competente. Si usted no está mentalmente competente, su familia inmediata puede rehusar ciertos tratamientos médicos a nombre suyo. Si usted no tiene familia inmediata, tal como un cónyuge o un hijo adulto, es posible que quiera designar a un guardián para estos fines, mientras todavía se encuentra mentalmente competente para hacerlo. Otra alternativa efectiva es obtener un poder de abogado duradero para su cuidado de salud, que se describe en el mensaje 643.

 

Back to Top

() -

 
 

Find a lawyer outside of California.