SmartLaw: Attorney and Lawyer Referral Service. Divorce, bankruptcy, criminal, accident, business
SmartLaw.org
Home
 
The Los Angeles County Bar Association Lawyer Referral and Information Service, the largest and oldest such service in the United States, has hundreds of pre-screened, qualified and insured lawyers in the Los Angeles area who can help you with your legal issues. Contact us now and our courteous, professionally trained staff will help you connect you with the right lawyer. The LRIS is a nonprofit public service of LACBA.

# 680 Hogares para convalecientes: Pagar para el cuidado del cónyuge

mp3 680 “Pagar por asilo de su cónyuge” (mp3 file)


El costo del cuidado en un hospital de convalecencia en California podría ser de 3.000 dólares mensuales o más. El cuidado a largo plazo en un asilo no está cubierto por muchas pólizas de seguros privados, y no está cubierto en su totalidad por el programa federal Medicare. No muchas personas pueden pagar  3.000 dólares mensuales por mucho tiempo, e incluso familias de ciertos medios económicos podrían ver agotados sus ahorros y pasar a ser pobres, mientras pagan por el cuidado de un miembro de la familia en un asilo.

California tiene un programa de beneficios médicos llamado Medi-Cal, el cual paga parte o todo el costo del cuidado en un asilo, para personas que son consideradas "médicamente necesitadas". Para optar por Medi-Cal, la persona en un asilo no puede tener más de $ 2.000 en cierto tipo de bienes, y su ingreso debe ser inferior a los costos del asilo y gastos relacionados.

Si usted es casado(a), y su cónyuge requiere cuidados a largo plazo en un asilo, usted podría tener temor de ser obligado a vivir en circunstancias financieras desesperadas para pagar por el cuidado de su cónyuge, antes y después de que sea elegible para recibir pagos de Medi-Cal. Usted podría tener amigos o conocidos que se han empobrecido en esas circunstancias.

Ahora, la ley de California protege a parejas casadas para que no pierdan todos sus bienes, ante de que un cónyuge sea elegible para beneficios de Medi-Cal para el cuidado en un asilo. Sin embargo, muchas parejas no saben de los cambios en la ley y podrían actuar inadecuadamente como resultado de la asesoría que reciben de personas con buenas intenciones pero no muy bien informadas.

A algunas parejas se les dice que no tienen otra opción que vender su casa y su auto, y gastar dinero hasta que lleguen al limite de los 2.000 dólares de Medi-Cal, para el cónyuge que se encuentra en el asilo, pero eso no se requiere en California. Una pareja  puede mantener su casa, su auto y otros bienes, mientras uno de los cónyuges es elegible para Medi-Cal en un asilo.

A algunas parejas se les dicen que deben divorciarse, para que el cónyuge que no está en el asilo pueda salvar la mitad de sus recursos, y evitar vivir de la beneficencia en su casa. Esto ahora no es necesario en California, debido a que el cónyuge que no se encuentra en el asilo tiene derecho a mantener hasta 90.540 dólares de la sociedad conyugal combinada y la propiedad separada de la pareja, y todo su salario mensual. El cónyuge que no está en el asilo también puede quedarse con 2.267 dólares del salario mensual de su pareja que se encuentra en el centro de cuidados.

A algunas parejas se les dice que deben entregar todos sus bienes a sus hijos, con el fin  de que puedan ser aceptados por Medi-Cal. Sin embargo, esta no es una medida recomendable porque no sólo priva a la pareja de sus propiedades, sino que puede causar que la pareja no califique para usar el cuidado de asilo que ofrece Medi-Cal, si la transferencia de bienes se hizo en los 30 meses previos a la solicitud de Medi-Cal.

Debido a las nuevas leyes que entraron en efecto en enero de 1990, las parejas casadas en California no tienen que pasar a ser pobres,  o divorciarse para evitar la pobreza, cuando un cónyuge requiere de cuidado prolongado en un centro de atención permanente.

Ahora, la ley en California permite al cónyuge que se encuentra en un asilo mantener 2.000 dólares de la propiedad combinada y separada de la pareja. El otro cónyuge puede mantener  90.540 dólares de la propiedad separada o combinada de la pareja. El cónyuge que se encuentra en un asilo puede transferir todos sus intereses de la residencia familiar a su pareja. Esta transferencia puede tener lugar incluso antes de que uno de los cónyuges ingrese al asilo. La ventaja de estas leyes es que la vivienda del cónyuge que vive fuera del asilo no puede ser contada como parte de los bienes del cónyuge que vive en el centro de salud, cuando se determina la elegibilidad para recibir beneficios de Medi-Cal.

Por ejemplo, una pareja con100.000 dólares en ahorros o inversiones puede transferir 90.540 dólares de su propiedad a nombre del otro miembro en la sociedad conyugal. El esposo en el centro de atención permanente tendría que gastar 7.460 dólares de los restantes 9.460 dólares. Con los 2.000 dólares que quedan ya es elegible para Medi-Cal, pero su esposa, en la comunidad conyugal, podría retener su parte de los 90.540 dólares. 

Esta transferencia de propiedad involucra un cambio en el título de la misma. Los bienes transferidos a la comunidad conyugal deben estar en nombre de un cónyuge, y no deben incluir el nombre del cónyuge internado en el asilo, en el título de propiedad. Además, la misma pareja puede ser propietaria de una vivienda. El cónyuge internado en el centro de atención médica permanente debe transferir todos sus intereses en la vivienda familiar a su pareja, sólo con la firma notariada del título de propiedad.

Medi-Cal no considerará el valor de la residencia al determinar la elegibilidad de un cónyuge que se encuentra en un asilo para optar por Medi-Cal. Además, la persona que recibe el título de la residencia no tiene que pagar nada a su pareja, por recibir el derecho a la propiedad familiar.

La residencia familiar no tiene que ser formalmente transferida del cónyuge que se encuentra en el asilo, a su pareja, porque mientras uno de los integrantes de la pareja siga residiendo en la vivienda familiar, no se cuenta como recurso para la elegibilidad de Medi-Cal. No obstante, si el cónyuge que está fuera del asilo desea vender la vivienda, o desea que la misma sea traspasada a sus herederos, es más fácil si ese cónyuge tiene derecho total a la vivienda.

Los ingresos por la venta de la residencia de la familia pasan a ser propiedad de la comunidad conyugal, y no serán considerados para el pago del centro de atención permanente de uno de los integrantes de la pareja.

Si uno de los cónyuges que se encuentra en un asilo no es mentalmente competente para transferir su interés en la residencia de la familia a su pareja, esto puede tener lugar por medio de procedimientos legales descritos en las Secciones 3101 a 3144(a) del Código del Tribunal Testamentario.

Hasta ahora, este mensaje se ha referido a la división de bienes existentes como dinero en efectivo, acciones y la residencia familiar. Sin embargo, ¿qué ocurre con el ingreso mensual de parejas casadas, cuando uno de los cónyuges recibe Medi-Cal en un centro médico de atención permanente?. ¿Cuánto del ingreso mensual se destina a pagar el centro, y cuánto puede ser usado por el cónyuge que no está en el asilo?.

El cónyuge puede quedarse con el ingreso que está a su nombre. También, el cónyuge que está en el centro de atención puede dar parte de su ingreso a su pareja, y a familiares dependientes que viven en la comunidad conyugal. La persona que está en el asilo se queda con 35 dólares mensuales para sus necesidades personales, pero puede dar otros ingresos a la comunidad conyugal, para garantizar que su pareja tiene un ingreso total mensual de 2.267 dólares, o a un dependiente familiar que vive en la comunidad conyugal, hasta un máximo de 1.230 dólares por cada miembro de la familia. Si la persona que se encuentra en el asilo tiene algún ingreso luego de eso, entonces el ingreso restante es usado para pagar el cuidado en el centro médico de atención permanente. Los 2.267 dólares son llamados Asignación de Ingresos de la Sociedad Conyugal, y esa cantidad puede cambiar anualmente, basado en el Índice de Precios del Consumidor.

Por ejemplo, supongamos que un esposo en un asilo tiene un ingreso mensual de 2.000 dólares, y su esposa cuenta con un ingreso de 500 dólares mensuales, para un ingreso familiar total de 2.500 dólares. La esposa, que se encuentra fuera del asilo tiene derecho a recibir  1.767 dólares de su esposo, para elevar su ingreso a 2.267 dólares, que es la cantidad permitida para la sociedad conyugal. El esposo usaría los restantes 233 dólares para sus gastos personales y para su cuidado en el asilo.

Ahora, revirtiendo la situación, supongamos que la esposa que no está en el asilo es quien tiene un ingreso mensual de 2.000 dólares, y el esposo en el centro de atención permanente es quien tiene un ingreso de 500 dólares mensuales. El ingreso total de la familia es nuevamente 2.500 dólares. Aquí, el esposo internado daría a su esposa 2.267 dólares de su ingreso, y utilizaría los restantes 233 dólares para sus necesidades personales y atención en el asilo. Su esposa, que está afuera, no tiene que destinar nada de su ingreso mensual de 2.000 dólares a la atención médica de su cónyuge en el asilo. Ella puede mantener todo su ingreso mensual de 2.000 dólares  para su uso personal, además de los 267 dólares de su esposo, lo que haría un ingreso total comunitario de la pareja de 2.267 dólares mensuales.

La idea básica, es que el cónyuge que no está en el asilo tenga derecho a un mínimo de 2.267 dólares mensuales del ingreso total mensual de la pareja.

Ahora, consideremos otro ejemplo. Supongamos que un cónyuge en una pareja tiene un ingreso mensual de 3.000 dólares en su nombre solamente, mientras que el cónyuge en el asilo tiene un ingreso mensual de 1.000 dólares. El cónyuge que no está internado puede mantener todos sus 3.000 dólares de ingreso mensual y no está obligada a pagar nada del cuidado de su pareja en el asilo. A su vez, el cónyuge asilado puede usar todos sus 1.000 dólares mensuales para la atención médica que recibe en la institución.  El cónyuge que vive en la comunidad ya está recibiendo más de los 2.267 dólares permitidos a la sociedad conyugal, por lo tanto no tiene derecho a recibir ingreso adicional de su pareja que está en el asilo. No obstante, si hay familiares dependientes, ellos pueden tener derecho a parte del ingreso del cónyuge institucionalizado.

Las regulaciones de Medi-Cal para la atención en un asilo son muy complejas, y a menudo cambian. Para obtener información actualizada sobre su situación personal, hable con funcionarios de la oficina de Medi-Cal en su comunidad.

Las actuales leyes de Medi-Cal evitan que las parejas tengan que caer en la pobreza para poder calificar al programa, y evita que las parejas tengan que divorciarse para que el cónyuge que vive en la comunidad evite quedarse pobre cuando su esposo(a) requiere ser internado en un asilo.  Las leyes ahora permiten al cónyuge que vive en la comunidad mantener hasta 90.450 dólares de la propiedad combinada y separada de la pareja, y 2.267 dólares del ingreso mensual de la pareja, e incluso el título completo de la vivienda familiar, mientras el otro cónyuge recibe atención institucionalizada por medio de Medi-Cal.

Este mensaje está basado en parte en un artículo de la Revista de Abogados de California.

 

Back to Top

() -

 
 

Find a lawyer outside of California.